Para las mujeres… viajar de mochilera, ¿sí o no?

mochileraMÁS ALLÁ DE LO QUE TENGAS EN EL BOLSILLO, SE TRATA DE UNA ACTITUD Y UNA FORMA DE VIVIR LA EXPERIENCIA. AQUÍ, TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA RECORRER EL MUNDO COMO MOCHILERA.

¿Es para mí?

Este no es un test de personalidad, pero tal vez puede orientarte en la respuesta. Quienes viajan de mochileras en general disfrutan de moverse solas, estar en contacto con el entorno y conocer nuevas personas. Tienen alma de aventureras. No son muy exigentes con los servicios turísticos, que suelen ser un tanto rústicos, y sobreviven a unas semanas offline. Es un viaje ideal para reencontrarse con una misma.

Los primeros pasos

Este tipo de viajes se caracterizan por ser extensos. Por eso es fundamental, una vez elegido el destino, armar muy bien el presupuesto. En general se opta por dormir en carpa (campings), hostels o albergues, donde se puede preparar la comida. Para trasladarse, son elegidos los trasportes públicos (como buses y trenes) porque abaratan mucho los costos. Importante: nunca escatimes en el seguro del viajero, ¡eso siempre debe acompañarte!

mochileraRelajada pero informada

Manejá muy bien la información del destino, teniendo en cuenta las recomendaciones de otros viajeros, mapas, planos y data sobre los lugares y horarios más seguros para trasladarte. Consejo: comprá o pedí prestada alguna guía tipo Lonely Planet o Trotamundos, que suelen tener información muy completa. También hay cartografía especializada en senderos en áreas naturales y parques nacionales. Si preferís el soporte online, en Mi nube podés armar tu guía personalizada.

Tu mochila, tu compañera

Prestá mucha atención. Hay dos tipos de mochilas:

De grandes tramos. Se usan para viajar de un destino a otro y vienen en distintos tamaños: para la mujer se recomienda una de 60 litros. Suelen tener un cobertor para la lluvia.
De ataque. Son útiles para las actividades diarias y oscilan entre los 18 y los 30 litros. No te excedas con lo que ponés: acordate de que tendrás que cargarla en tu espalda durante largas horas.

Los infaltables: botella de agua o cantimplora, pequeño botiquín de primeros auxilios, gafas, abrigo o prenda de lluvia, alicate, protector solar, repelente y gorro.

mochilera mochilaPreparate para la aventura

Al ir de mochilera no hay demasiada estructura y la dinámica del viaje te va llevando. Cuando pensás que es momento de partir hacia otro lugar, cargás tu mochila y seguís camino. Esto puede resultar cansador si no estás acostumbrada. Por eso, te conviene hacer alguna actividad física liviana antes del viaje (como salir a caminar o correr). Calculá, para el regreso, dejar algunos días libres, así evitás fuertes contrastes con tu rutina diaria.

Ahora que estás preparada, no dejes de vivir esta hermosa experiencia.

Escrito por Leticia Estévez @leticiaestevez.

Escribe un Comentario