3 Meses de Mochilero en Europa con 1200 euros

Amsterdam mochilerosINGLATERRA, HOLANDA, BÉLGICA, FRANCIA, PORTUGAL, ESPAÑA E ITALIA

¡Hola mochileros del Mundo! Les cuento que recorrí 7 países de Europa hace unos años, durante los meses de Agosto, Septiembre y Octubre de 2007. Acá les voy a dejar mi experiencia y voy a ir actualizando datos como tarifas o novedades dentro de la ruta que hice a medida que vaya pasando el tiempo.

Antes que nada voy a despejar algunos mitos sobre Europa:

No es tan cara como dicen, si bien los costos son elevados, los precios son iguales o apenas un poco más altos que en Buenos Aires, donde yo vivo… y en algunas cosas es mucho más barata (algunos aéreos, buses, tours, hostels).

¡Europa es riquísima! Sin duda vas a volver con algunos kilos de más. También los valores son similares a los de Argentina. Comí mucho chocolate (se lo ponen hasta al yogurt), helados, pastas, pizzas… y litros de cerveza! 😛

Migraciones: Te dejan pasar lo más bien si eres creíble, si se nota que eres turista, si se muestra pasaje de ida y vuelta, documentación, datos de algún amigo en Europa (preferentemente que tenga ciudadanía) y tarjeta de crédito. Para argentinos es mejor es entrar por Londres, como lo hice yo, ya que allí te sellan el pasaporte con 6 meses de visado como turista, contra 3 del resto de Europa continental. Lo menos recomendable es entrar por España, ha habido muchos rechazos en la última década aunque por suerte las cosas han mejorado bastante.

¿SE PUEDE VIAJAR POR EUROPA CON € 1200 DE PRESUPUESTO?

La pregunta del millón, que me la han hecho muchísimas veces. Sí se puede, y con menos también. Paso a explicar: € 1200 dividido 90 días darían € 13,33333333… por día, pero no es así como deben hacer el presupuesto.

Tarifas promedio en Europa (buscando bien, y con tiempo, en Internet):

Hostels: entre € 8 y € 20.

Aéreos internos: entre € 20 y € 50.

Comer: con € 10 te compras de todo en los supermercados donde compran los lugareños.

Tours: Se consiguen excursiones entre € 4 y € 15 (por ejemplo en cupones que vienen al comprar el pase del metro)

Cerveza! entre € 0,80 y € 4.

Teniendo en cuenta esas tarifas se puede estar 3 meses en Europa gastando muy poco, y si a eso le sumamos hospedaje gratuito (Couchsurfing u Hospitality Club) el ahorro puede ser aún mayor.

MI VIAJE EN UN BREVE RESUMEN

Volé de Buenos Aires a Londres por Tam, pague U$S 1011 el pasaje ida y vuelta, con retorno abierto (hoy en día ya no es común el retorno abierto, se debe definir antes de partir).

Londres: Allí estuve alojado en lo de un amigo por lo que ahorré hostel, pero gasté más en comida, compré el pase en metro Oyster card, salí a pubs, comí en restaurants, comí en Mc Donald’s y Burguer King, me compré ropa (remeras por £ 6 o jeans por £ 20), recorrí museos (gratuitos), y caminé por todos lados conociendo lugares increíbles como Portobello road, Camden… o el ultra moderno Canary Wharf, y muchísimos sitios más. Viajé de Londres a Ámsterdam vía el Eurotunnel, por la empresa Eurolines UK, por £ 13.
Ámsterdam, Almere, Arnhem: Tuve alojamiento gratuito gracias a Hospitality Club. Recorrí todo lo que era gratis, museos, pubs, comí en Mc Donald´s, almorcé en un restaurant griego, comí “krokets” en Febo, tome helado, probé torta holandesa… y acá empecé a darle al chocolate sin parar :D. Viajé de Ámsterdam a Bruselas en Eurolines, y de ahí a Brujas en Tren.

Brujas, Gent, Bruselas: Me alojé en un hostel, hice excursión en barquito (bote), museos gratuitos, presencia un desfile que se hace anualmente en toda la ciudad, todos disfrazados como en la Edad Media, probé las mejores cervezas del Mundo en un pub (vasotes enormes por menos de € 2), tome desayunos típicos belgas en bares. Luego en tren fui a la ciudad de Gent, muy parecida a Brujas pero menos turística, donde también recorrí lugares gratuitos. De ahí tomé tren a Bruselas. No la recorrí mucho porque estaba exhausto… la conocí en bus, je. Allí tomé autobús de Eurolines hacia París.

París: Con un compañero de ruta nos alojamos unos días en un hotel 2 estrellas que nos salía € 18 cada uno, en habitación doble… pero luego él siguió viaje y yo me fui a un hostel horrible que me salía € 24 por día, lo más caro que pagué, pero París estaba lleno por el Mundial de Rugby y no había lugar. Es muy recomendable reservar hostel en esta ciudad, esta todo lleno siempre. Compre el “Paris visite”, un pase en metro por una semana. Hice paseo en bote, subí a la torre Eiffel, subí al Arco del Triunfo, Museo de Louvre, Notre Dame, etc. Probé vinos y quesos parisinos… baguettes… De allí volé a la ciudad de Porto (Portugal) con Ryanair por € 14 (aunque lo gracioso es que el traslado de Paris al aeropuerto de Beauvais lo pague € 13)

Porto, Lisboa, Lagos, Salema: En Porto viajé en Metro y me alojé en hostel. Conocí pubs y salí a comer afuera. Porto resultó lo más barato de todo mi viaje, se come y se toma mucho por poco dinero. Conocí el museo del vino entre varios sitios gratuitos que hay. De allí viaje a Lagos, al sur de Portugal, en autobús, pasando por Lisboa. En Lagos me alojé en casa de familia, donde alquilaban camas por € 9. Luego en otro autobús local viaje a Salema, un poco más al oeste, donde hay playas excelentes. Allí alquile, junto a mi compañero de ruta, una casa por € 16 el día. De Salema volví a Lagos en autobús, y de allí otro hacia Sevilla, España.

Sevilla, Barcelona, Manresa, Madrid: Me hospede en hostels, excepto en Manresa, donde un mejor amigo. De Sevilla a Barcelona volé en Air Europa, de Barcelona a Manresa en tren, y de Barcelona a Madrid en autobús Alsa. De Madrid volé a Milán por Vueling.

Milán, Venecia, Roma, Ciudad del Vaticano: Volví a usar Hospitality Club, excepto en Roma, donde me pasó lo mismo que en París y estuve en un hostel que no me gustó. En esta parte del viaje el presupuesto ya se estaba terminando, así que me limité a hacer todo lo gratuito que se podía, aunque algunos gustos aun me daba -helado veneciano, deben probarlo-. En Italia no se usa mucho el autobús, se usa mucho más el tren, que ronda los € 20 el tramo. De Roma me traslade a Ciampino ahí tome otro vuelo de Ryanair para volver a Londres, donde me quede hasta finalizar el viaje.

LAS CIUDADES QUE VISITÉ: LONDRES (Inglaterra, Reino Unido), ÁMSTERDAM (Holanda, Países Bajos), BRUJAS & GENT (Bélgica), PARÍS (Francia), PORTO, SALEMA & LAGOS (Portugal), SEVILLA, BARCELONA & MADRID (España), MILÁN, VENECIA & ROMA (Italia).

LONDRES

Lunes 6 de Agosto de 2007. 03:38 PM. Había llegado el día. Cuatro meses planeándolo, pero toda una vida soñándolo. El avión de Tam empezó a carretear en la pista del Aeropuerto de Ezeiza. Salía apenas con ocho minutos de atraso. Al igual que las otras dos veces que despegué de allí, en el 2001 y 2003, el cielo estaba nublado. Viajaba del lado izquierdo en ventanilla, y sin nadie en el asiento de al lado. Volaba con destino a Londres, con escala previa en San Pablo, Brasil.

Antes de ir al aeropuerto, al igual que en mi anterior viaje, hice todo a las corridas… había ido a comprar los euros y las libras cuatro horas antes de que salga el avión, a una casa llamada Giovinazzo en Sarmiento y San Martín, en Capital Federal. Compré 800 euros y 250 libras. De allí me fui a despedir de mi familia, y me tuve que tomar un remise al aeropuerto, porque ya no llegaba para hacerlo en colectivo (bus) como lo tenía planeado.

La sensación de llegar a Ezeiza con la mochila sabiendo que uno se va es indescriptible, tenía una sonrisa de oreja a oreja. El primer trámite fue ir a despachar la mochila. La despacharon rapidísimo y seguido a eso pagué los U$S 18 de impuestos en otra ventanilla. Siempre conviene ya tenerlos en dólares, es más fácil con el cambio y se hace más rápido el trámite. Luego fui a declarar mi notebook Olivetti -recién comprada- y una cámara de fotos Nikon. Este era mi primer viaje de mochilero con cámara de fotos digital. La exprimí de tanto sacar fotos. Y la notebook fue una excelente compra porque me sirvió muchísimo durante todo el viaje y me ahorré muchísimos euros en Internet. Para poder ahorrar en serio hace falta Internet si o sí durante todo el viaje, ya que así se encuentras ofertas que de otro modo, comprando en persona, no se conseguirían. La notebook, al igual que la cámara, las llevaba conmigo en un bolso de mano, y el dinero lo tenía en un cinturón con bolsillos interno, pegado al cuerpo, con el pasaporte.

Luego de hacer los trámites me quedo mucho tiempo libre, faltaba una hora y cuarenta minutos para que salga el avión. Así que empecé a dar vueltas y sacar algunas fotos. Subí y me dirigí a hacia migraciones. Pasé enseguida y pasee un poco por los freeshop. Intenté conectarme a Internet por wifi, pero la única señal era de Arnet, y era paga… y muy cara, así que desistí de la idea de conectarme. Con tanta espera al menos tendría que haber wifi gratuita… pero luego descubrí que esto se repetía en casi todos los aeropuertos en los que estuve.

Llegó la hora y fui a embarcar a la puerta de Tam. Obviamente primero subieron los de primera clase, y después el resto. Últimos pasos pisando suelo argentino. Me dirigía por la manga hacia el avión y estaba feliz. Como siempre hago por costumbre le di una palmadita a la cubierta del avión mientras entraba por la puerta y di con el pie derecho mi primer paso en el gigante de metal.

Y empezó lo clásico… no podía avanzar porque todos se estaban acomodando… no se por qué la gente viaja con tantas cosas a bordo… pero bueno, mientras esperaba recibía los agradables saludos de las azafatas brasileras con sus sonrisas infinitas y perfectamente presentadas con sus uniformes de color rojo y blanco.

Logré acomodarme en mi asiento, yo había pedido ventana. Estaba cerca del ala pero por suerte no me tapaba la vista. Faltaban aun veinte interminables minutos para el despegue. Por suerte nadie se sentó a mi lado. Lamentaba no haberme comprado un mp3… todavía no estaba encendido el sistema de música del avión, así que no quedaba otra que tener paciencia… Al rato empezó la peor parte… las azafatas explicando todas las desgracias que pueden llegar a ocurrir en el avión con las mascarillas, los salvavidas, etc etc… no se cómo algunas no salen corriendo y gritando al escuchar eso… por suerte no duró mucho y llegó el momento del despegue.

Me había olvidado un poco cómo era el asunto de despegar… habían pasado cuatro años de mi anterior viaje al extranjero… el avión es llevado por la pista, hasta que empieza a andar sólo, da unas vueltas y se ubica en la pista principal. Allí toma potencia y empieza a ir cada vez más rápido. Estando adentro la verdad que no se siente a la velocidad en que despega… Todos quietos y en silencio. Algunos hojean las revistas de Tam. 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1… cerré los ojos unos segundos, pensé en mi familia. Despegó. Ezeiza se hace chiquito. Todavía el avión está inclinado pero no se siento tampoco eso estando allí. Gira hacia la derecha y empieza a estabilizarse mientras sigue subiendo. Las casas se hacen cada vez más chicas. Sube al nivel de las nubes, y ya no se ve más nada. Listo, todos empiezan a hablar sin parar, se levantan, van de acá para allá… se escucha un bebé llorar… lo normal. Por supuesto la mayoría eran brasileros, luego me enteré que de ese vuelo yo era el único que hacía conexión a Londres.

Increíblemente y por suerte a las 5 de la tarde sirvieron… almuerzo o cena? no se que vendría a ser… pero me comí todo, tenía mucha hambre. Nos dieron carne, con puré de papas, y algunas cosas más como zuko de laranja (jugo de naranjas). Los días anteriores al viaje había estado muy nervioso, casi sin dormir. Había trabajado hasta la noche anterior, y renuncié a mi trabajo esa misma mañana del vuelo (era encargado del Business Center del Hotel Panamericano). Había trabajado ahí un año y me sirvió para ahorrar dinero para este viaje, pero no me quedaba otra que renunciar, ya que yo tenía planeado irme a Europa como mínimo tres meses.

Dos horas y pico después estábamos llegando a Sao Paulo (San Pablo). Era cierto que es gigante como Buenos Aires, miles y miles de edificios altos por todos lados. Todos los techos de las casas eran colorados. Sumado a un atardecer perfecto, era un paisaje sumamente disfrutable.

Aterrizamos. Al hacerlo fue imposible no recordar que hace unas semanas atrás en esa misma ciudad, pero en el aeropuerto de cabotaje, habían muerto muchísimas personas por un avión que no logró frenar y se estrelló contra los tanques de combustible. Pero bueno, volar es así, es azar puro, y aun así sigue siendo mucho más seguro que cualquier otro medio de transporte. Lo malo es que hay menos probabilidades de supervivencia en un accidente aéreo. Pero bueno, desgracias ocurren en todos lados, así que traté de no pensar en eso. Volví a pisar Brasil seis años después de mi anterior escala en Río de Janeiro. El aeropuerto era enorme, todo decorado con azulejos verde esmeralda. Me revisaron de nuevo los policías, y luego fui a hacer el trámite para que me den el nuevo ticket con el asiento. Tenía cinco horas de espera por delante.

De nuevo intenté captar internet wireless pero no, tampoco había… sólo una pero era paga. Intenté enchufar la notebook pero me di cuenta que los enchufes eran distintos. Me puse a caminar… me propuse no comprar nada de nada… había bombones Garoto y camisetas de Brasil por todos lados… Vi una publicidad enorme de Visa… o de Mastercard, no me acuerdo bien, en la que estaba el Obelisco de Buenos Aires… ahora si me empezaba a sentir lejos de casa… y de golpe veo algo demasiado familiar: un local de Havanna (un negocio donde venden alfajores argentinos)… me acerqué y vi los precios: el doble que en Argentina… y me moría de ganas de comer uno! al fin y al cabo iba a estar 3 meses sin dulce de leche…
Entable conversación con la chica que atendía el local y su compañero, ambos brasileros, que nunca había ido a Argentina. Híper simpáticos ambos, así que me quedé allí las siguientes cuatro horas. Los chicos amablemente me regalaron alfajores jeje. Pero me empezó a dar sed, y ahí no tenían nada, así que fui al local de al lado y compre una botella de agua mineral a 3 Reales ($ 6 argentinos)… de casualidad tenía monedas de dólar, así que la compré con eso… me pareció demasiado cara, ya que la misma en Buenos Aires se consigue a menos de la mitad de ese precio. Eso me hizo acordar a lo que se me venía. Ya estaba resignado que iba a estar 3 meses en Europa tomando agua de la canilla (grifo) y comiendo fideos baratos, ya que todos me decía que los precios eran altísimos. El tiempo revirtió esos pensamientos por suerte.

Llegó la hora del despegue, me despedí de mis nuevos amigos y me dirigí a la puerta de embarque y… Dios, el avión era enorme! jaja… muchísimo más grande que el anterior. ¿Eso iba a volar sobre el Atlántico tantas horas?… Sí, así fue. Subí, me tocó ventanilla del lado derecho, también cerca del ala. Ya era de noche. Despegó a la hora señalada: treinta minutos pasada la medianoche. Ya era 7 de Agosto de 2007.

Sirvieron rapidísimo la cena. Esta vez elegí pastas. Luego intenté dormir, pero solo lo lograba de a ratos, estaba muy ansioso por llegar a Londres. por las ventanillas no se veía nada, absolutamente todo negro. Faltaban aun muchas horas. Eran once horas de vuelo entre San Pablo y Londres.

De día empezó a hacer mucho calor en el avión. Eso no me gustaba, nunca había tenido calor estando en un avión, al contrario. Y demasiados gritos, la gente no paraba de hablar. El vuelo se me estaba haciendo demasiado largo. Dieron el desayuno. Ya quedaban sólo cinco horas. Cinco interminables horas. De pronto por fin se abrieron las nubes y logré ver el océano Atlántico con su azul majestuoso. Que palabra rara acabo de usar… me hizo acordar a Johny Tolengo jajajaj. De ahí en más seguí mirando todo el tiempo por la ventana, escuchando música, y viendo como avanzaba el viaje en el mini televisor, con el mapa que iba diciendo por donde íbamos. Pero no veía tierra. Me lo imaginaba a Cristóbal Colón ahí abajo también esperando ver tierra, pero yendo para el otro lado. El mapa decía que estábamos muy cerca de África. Y sí, de golpe empecé a observar islas y otros montículos de tierra. Luego vi la costa africana, era la primera vez que veía ese continente. Pasamos por encima de las islas Azores, pero no las vi bien ya que de nuevo las nubes empezaron a tapar todo. El mapa del televisor decía que nos estábamos acercando al continente europeo.

Y sí, por fin había llegado a Europa oficialmente. Se abrieron las nubes y pude ver muy claramente la costa de Portugal. No tenía en mis planes ir allí, pero viendo todo desde arriba me habían dado ganas. Cada vez estaba más ansioso, no veía la hora de llegar. Faltaba cada vez menos.

De golpe abajo se veia solo tierra, supongo que era el norte de España y sur de Francia. Aparece el legendario Canal de la Mancha. Al rato hacia lo lejos logro divisar tierra de nuevo. Estaba llegando a la isla del Reino Unido de la Gran Bretaña. Tenía muchísimas nubes encima, pero muchísimas. Y todas concentradas allí. Yo pensaba que me iba a tocar mal tiempo. Flasheaba que había niebla.

11:21 AM en Argentina, 03:21 PM en Londres marcaba el televisor mapa. Apenas faltaban 10 minutos para el aterrizaje. Londres. Allí me esperaba un gran amigo: Gustavo. Es argentino pero vive allí desde el 2003. Me imaginaba a Londres una ciudad vieja, con un clima espantoso, con mucha gente mayor, de trajes oscuros. Me la imaginaba oscura a la ciudad, sin vida. Vaya si me equivoqué…

Cada vez más bajo, ya los autos se veían muy cerca. Sobrevolamos el río Támesis. A lo lejos me pareció ver la rueda del milenio y la abadía del Westminster. Cinturones abrochados. Llegó el momento. 03:38 PM. Aterrizamos en el aeropuerto de Heathrow.

Pasaron casi veinte minutos hasta que nos dejaron salir del avión. Tomé mi bolso y por fin estaba saliendo. Tenía sueño, pero no me importaba nada. Mientras salíamos las azafatas y los pilotos nos saludaban. 03:57 PM del día Martes 7 de Agosto de 2007 pisé suelo londinense y europeo por primera vez en mi vida. Feliz es poco.

Y ahora llegaba el momento tan temido: pasar migraciones. Era mi gran miedo. Se decía que no dejaban pasar así nomás y que a muchos los devolvían al país de origen, que había que demostrar 30 euros por día de estadía, carta de invitación, pasaje de vuelta, etc. Yo llevaba los 800 euros, 250 libras, tarjeta de crédito Visa (con un límite muy bajo), seguro de viaje Assist Card (pero sólo duraba un mes), y mi pasaje de vuelta estaba decía que me volvía al mes (luego lo iba a cambiar, ya que era abierto y sin penalidades, en teoría). También tenía los datos de mi amigo que me iba a hospedar, su dirección, su trabajo, etc. Él me recomendó decir que era ciudadano italiano, que lo iban a tomar mejor, lo cual era cierto porque tiene doble ciudadanía, pero es argentino. Días antes de viajar me había anotado posibles preguntas y respuestas y pensaba ensayarlas. Pero al final no lo hice, decidí ser espontáneo.

Esperé un buen rato en la fila. Como estaba muy nervioso y también aburrido me puse a sacar fotos. Saqué dos pero de pronto veo un cartel que decía que estaba prohibido sacar pictures. Bueno si ven la foto, aunque esta un poco fuera de foco, pueden observar que hay varios mostradores donde los agentes de migraciones deciden si uno entra al país o no, y detrás de ellos hay una oficina con un vidrio gesell espejado, donde observan a todos, y a veces aunque te dejen pasar los agentes, ellos pueden retenerte y hacerte más preguntas. En otro sector estaban las personas a las que no habían dejado ingresar. Eran muchas. En la fila había gente de todas las razas, sobre todo muchos hindúes, también asiáticos y norteamericanos. Argentinos ninguno excepto yo (léase “sho” D:). Había varios agentes en los mostradores: una rubia bien inglesa, blanquísima, muy simpática. La gente pasaba rapidísimo por su mostrador. Al lado un hombre mayor con cara de vinagre. Daba miedo. Ése me tocó. Puse mi mejor cara de turista, casi sonriendo, mirando para todos lados. Le dije “good afternoon” (buenas tardes). Ni me miraba, sólo miraba mi pasaporte. Me preguntó si era nuevo y le dije que sí, que lo había sacado hace un mes atrás, pero que tenía uno anterior. En el escritorio apoyé la cámara de fotos, el pasaje y el Assist Card bien visibles para que no le quepan dudas de que era turista y esos eran mis fines. me preguntó si estaba de vacaciones, por cuánto tiempo pensaba quedarme. Yo le respondía lo más natural posible, se inglés, pero no soy tan bueno hablándolo. Le dije que me iba a quedar en lo de un amigo que era italiano, le dije donde estudiaba y donde trabajaba, y le mostré un papel con su dirección. Volvió a leer el pasaje aéreo. Tardaba mucho en leer todo, así que me puse más nervioso aun. Me transpiraban las manos. Hacía mucho calor. Y de golpe un plaaaf me hizo saltar. Estampó con todo el sello de visado contra el pasaporte. Me devolvió todo y dijo “next please” (siguiente por favor). Le dije thank you (gracias), y sin guardar nada ni acomodarme bien las cosas que había mostrado empecé a caminar rápido, estaba contentísimo. Recuperé mi respiración y latidos normales mientras avanzaba. Quería reencontrarme ya con mi mochila. Pasé la aduana lo más bien, me hacían sacar la notebook afuera del bolso siempre. luego fui a las cintas giratorias donde se recoge el equipaje. Por suerte enseguida apareció mi mochilota verde y negra rodeada de valijas carísimas jaja. Me la puse, me acomodé bien todo, y ya estaba listo. Ahora a buscar dónde quedaba el underground (metro o subte).

El momento de salir al meeting point siempre es gracioso. Decenas de personas con carteles esperando pasajeros, taxistas ofreciéndote llevar, promotoras queriendo venderte cosas, etc. había demasiada gente y no veía ningún cartel que dijera metro. Caminé un poco más y ahí lo vi, era hacia la derecha y no hacia la izquierda hacia donde debía ir. Bajé por una escalera mecánica, caminé por un pasillo largo y ahí estaba el cartel: underground, negro y amarillo. Todo era perfecto, limpísimo y moderno. Lo extraño es que no había nadie. ¿Sería porque era la hora del té? Ja. Caminé a la ventana de venta de pasajes. Me atendió un hombre de raza negra mientras hablaba por teléfono. “Yes sir” me dijo. Compré un pase se una semana de la tarjeta prepaga Oyster Card, la cual vale £ 23,20 más £ 1,80 de seña por la tarjeta, que te lo devuelven cuando devolvés (devuelves) la tarjeta en buenas condiciones. me servía desde el 7 hasta el 13 de Agosto inclusive, y me servía para viajar libremente la cantidad de veces que quisiese tanto en subte (metro), tren o colectivo (buses), solo pasándola por el lector magnético, dentro de las zonas 1, 2 y 3 de Londres. Aproximadamente las £ 23 pounds (libras esterlinas) equivalen a 40 dólares o 120 pesos argentinos. Sí argentinos leyeron bien, en Londres pagás $ 17 pesos por día y viajas las veces que quieras, por todos lados. En Argentina con 17 pesos no te podés comprar ni un combo en Mc Donalds. En síntesis: Pase ilimitado en metro, tren y bus: £ 3,30 ó U$S 6 ó $AR 17 por día de 24 hs. El metro funciona todo el día hasta la medianoche.

Yo me encontraba en la Terminal 4 de Heathrow. No había casi nadie esperando el metro. Me parecía raro eso. Llegó enseguida. El techo era un poco más bajo que los de Buenos Aires, y no eran cuadrados sino con forma de tubo, con techo redondeado. Lo que no sabía en ese momento era que el viaje era muy corto, porque el recorrido era sólo hasta la Terminal 1, 2 y 3. me bajé y del otro lado ya estaba por salir el otro que sí iba hacia el centro. Corrí y logré subirme. Era la línea azul en el mapa, la Piccadilly line. Me senté y me puse la mochila al lado. Un inglés me la agarra y me la pone en un costado, lo cual no me gustó para nada… pero es que no se podía llevar la mochila en el asiento. Había un cartel que decía que las valijas debían ponerse en un lugar al lado de la puerta. El vagón estaba lleno de diarios gratuitos tirados. Regalan mucho ese tipo de diarios en Londres, y la gente los lee y los deja ahí, pero con el viento se van volando. Arrancó. Last train to London.

El viaje al centro de Londres dura bastante, son muchas estaciones (más de 15), Eran las 04:34 PM. Había quedado en encontrarme con mi amigo a las 04:30 así que ya estaba llegando tarde. El metro va bajo tierra pero varias veces sale al exterior. Cuando llegué a la estación Green Park me bajé e hice combinación con la línea gris: Jubilee line. Obervaba a las personas. Me acordaba del atentado en el metro de Londres dos años antes. Creo que no les gusta mucho ver a alguien con una mochila enorme… pero en la línea azul es normal, porque va al aeropuerto, pero en las otras no. Y es incómodo porque viaja muchísima gente. Me iba fijando en un mapita chiquito por donde estaba yendo. Estaba debajo del Big Ben y al rato debajo del Támesis. Y por fin llegué a la estación Canary Wharf. En el andén (plataforma) de la estación se abren puertas automáticas en el momento en el que el metro se detiene, y en alineación con las puertas de las formaciones. Me sentía en el año 2050. Estaba en el futuro. me sentía muy raro y perdido. la estación de Canary Wharf es gigantesca. Como no sabía bien hacia donde ir, hice lo que siempre hago en estos casos: seguir a las masas de gente. Subí unas escaleras mecánicas enormes, larguísimas, nunca había subido unas tan largas. La regla principal al subir estas escaleras es dejar el lado izquierdo de las mismas para que los que estén apurados pasen por ahí, incluso corriendo. Mientras subía el paisaje era digno de la película Metrópolis, y entendí por qué mi amigo Pablo me dijo que Londres era más espectacular que New York: la estación tenia un techo transparente por el cual se veían rascacielos enormes. Canary Wharf es la zona empresarial y financiera más importante de Londres, y de Europa. Para salir de la estación hay que volver a pasar la Oyster por el lector magnético. Salí al exterior: por fin estaba en Londres 100 % libre.

No era el Londres triste y oscuro que me imaginaba. Calor, Sol, colores, todo lo contrario a lo que pensaba antes. Era tarde, y no sabía bien donde estaba parado. Intenté llamar por teléfono a mi amigo pero estos solo aceptaban tarjetas telefónicas, y yo ni siquiera tenía monedas ni cambio. Tampoco veía donde cambiar 100 libras… así que se me ocurrió ir directamente hacia el hotel donde trabajaba mi amigo, muy cerca de allí. Como soy bastante mandado pensaba que me dirigía bien por donde iba, pero me estaba equivocando. Me acerqué aun policía y por suerte me explicó cómo llegar. Tenía que cruzar algunas calles y luego un puente.

Me preguntaba si Canary Wharf se copió de Puerto Madero o al revés… creo que al revés. Todo era muy parecidos, sobre todo los diques (docks). Creo que yo era el primer mochilero en Canary Wharf. Todo estaban impecables, con traje, las mujeres perfectas desde los zapatos hasta el cabello, me sentía que estaba adentro de una sitcom o serie de Sony o de Fox. Muchos tomaban sol con el traje puesto. ni un papelito en el piso, nada, todo perfecto, piso, paredes, árboles, veredas, cordones, todo pensado para que dure mucho evidentemente. Ya me iba acercando, cruce un puente modernísimo, y llegué al hotel, el cual ya lo había visto antes por fotos, así que lo reconocí enseguida. La cara del bellboy cuando me abrió la puerta del hotel… ¿un mochilero en un hotel 5 estrellas? se preguntaría. Le pregunté al conserje por mi amigo, pero me dijo que ya se había retirado. Muy amablemente se ofreció a llamarlo por teléfono. Me atendió mi amigo y respire aliviado, por fin una voz conocida, y volví a hablar en español después de 24 horas hablando en inglés. Me dijo que lo espere en el puente que había cruzado hace un rato.

06: 49 PM. Mientras esperaba saqué algunas fotos. Por suerte mi amigo llegó enseguida, ya que estaba a sólo 4 cuadras de allí. Le di un gran abrazo. Nos dirigimos a su casa en Tower Hamlets, pegado a Canary Wharf. Para ir cruzamos una autopista por un puente elevado. La vista de los rascacielos desde allí era impactante. Llegamos, me acomodé y me pegué una ducha. Luego nos pusimos a tomar mate (le había llevado unos cuantos kilos de yerba mate de regalo). Se siente raro tomar mate estando tan lejos.

En Londres estuve dos semanas en la primer parte del viaje, y luego casi dos semanas a la vuelta, así que una gran parte del viaje lo pasé en esta ciudad que me fascinó por completo y espero poder volver algún día.

Tuve dos guías de lujo: mi amigo Gustavo y su amigo Rafael, guatemalteco que trabaja y vive allí también. Todos hemos compartido salidas, almuerzos y cenas, y tragos que preparaba Chape, el roomate de Rafa… lástima que uno de esos tragos fue a parar al teclado de mi notebook en los últimos días del viaje en Octubre… y el alcohol me lo arruinó, pero bueno, accidentes que pasan en los viajes. También en Octubre se sumó Pato, un amigo argentino que fue a realizar un viaje similar al mío, pero arrancó después que yo.

En Londres es muy difícil reconocer londinenses, la mayoría son extranjeros. La ciudad tiene un ritmo impresionante, mis primeros días allí estuve mareado, la red del metro es enorme. Prácticamente no hay forma de recorrer la ciudad caminando, sólo en metro o subte, ya que no existe ninguna avenida clara que uno pueda seguir e ir a varios lados, las manzanas son redondeadas, es muy fácil perderse al caminar. La mejor guía es el mapa del metro e ir recorriéndola así.

Más abajo les dejo la lista de lugares interesantes que se pueden conocer… pero son infinitos… y todo esto sin contar lo que se puede hacer en las afueras de Londres…

En Londres viví una experiencia muy rara para un mochilero: pasar todo un día en un hotel 5 estrellas. Mi amigo trabaja en uno, así que me consiguió para pasar un día allí, con spa, pileta de natación, desayuno, etc todo incluido. Estuvo muy bueno, una experiencia muy distinta… al menos por un día había pasado del otro lado del mostrador, ya que medio 2006 y medio 2007 trabajé en un 5 estrellas de Buenos Aires. Pero… para un mochilero es aburrido, así que con un día fue suficiente.

Si tuviese que elegir un lugar para recomendar es difícil… porque hay muchos y bien distintos:

En primer lugar sería Camden, con su enorme mercado donde puedes encontrar camperas de cuero usadas a £ 10; o puedes degustar comidas de muchísimos países en stands ubicados en un gran patio (empanadas argentinas a £ 1 c/u). Es recomendable ir allí al menos con £ 50 para comprarte cosas, porque hay de todo, sobre todo cosas de los ’60 y ’70… Camden lo conocí guiado por mi amigo Rafa quien ama ese lugar. El día que fuimos comimos comida alemana riquísima: un “Schupfnudeln” a £ 5, con Bavarian sausage (salsa), sino sólo costaba £ 3.

Otro lugar sin duda es el pintoresco Portobello Road, en Notting Hill, el barrio donde se filmó la famosa película de Julia Roberts “Un lugar llamado Notting Hill”. Son como once o doce cuadras con muchísimos puestos. Es recomendable ir los sábados a la mañana.

Para conocer el Londres más moderno hay que ir a Canary Wharf. Se pone muy bueno cuando se termina el horario laboral y todos los trabajadores van a tomar cerveza a los pubs de la zona. Lo curioso es que mayormente toman parados, no se sientan, sino que salen afuera y toman de pie. Allí también se encuentra el edificio más alto de Europa: el One Canada Square, construido por un arquitecto argentino.

Los lugares turísticos clásicos: la torre del reloj en Westminster, con su campana Big Ben. Me pasó que de casualidad llegué a escucharla sonar, porque al otro día entraba en reparación por varios meses. También hay que ir al Tower Bridge, Buckingham Palace, Piccadilly Circus, etc. La lista es enorme, la pueden ver más abajo.

El Museo Británico es el que más me interesó, la entrada es gratuita; conviene ir con apuntes acerca de las cosas que hay dentro.

Para salir a la noche hay de todo, la oferta es infinita, pero lo curioso es que salen muy temprano, y la gran mayoría se vuelve corriendo a sus casas a la medianoche, que es cuando cierra el metro; ya que hacer el mismo viaje en autobús es muy complicado y se tarda más; aunque igual hay lugares que siguen abiertos hasta tarde. Generalmente no cobran entrada y tomar es bastante barato, por ejemplo cervezas a £ 1.

Para comprar ropa económica y buena: Primark Stores: 54-56 High Road Kilburn, 200 mts estación Kilburn Park, frente al banco Santander Abbey. (entre otras cosas compré un pantalón deportivo por £ 2,50; remeras (playeras, camisas) por £ 3) Link: http://www.primark.co.uk/all_store_details.php?store_no=507

Para comprar comida yo iba mayormente al supermercado Sainsbury’s y al Somerfield, en Canary Wharf y en Earl’s Court (botella grande de agua mineral Evian £ 0,90; fideos £ 0,60; tortellonis £ 1,59; 1 litro Nesquik £ 1,42; Pringles grandes £ 1,60…)

Luego de pasar dos semanas bajo un poco normal sol radiante londinense, mis planes eran seguir hacia Holanda. Compré por Internet una oferta de los autobuses Eurolines UK para ir a Amsterdam por £ 14. Un precio excelente. El viaje duraba 11 horas, vía el Canal de la Mancha (Eurotunnel), aunque escuché que hay gente que compró el mismo pasaje y cruzaron el canal en Ferry… parece que es medio al azar eso.

Pero tuve mala suerte. Mi micro (autobús) salía a las 8 de la mañana… y yo había leído que había que estar una hora antes, pero no le do mucha importancia… estaba acostumbrado a que en Argentina podes subirte hasta dos minutos antes de que salga… Así que llegué a Victoria Couch Station mas o menos a las 7:20 de la mañana… vi que había gente esperando sentada, así que supuse que era como en Argentina… pero no. Como tenía tiempo y había wifi gratis saqué la notebook y me puse a navegar. Cuando se acerca la hora, me dirijo al autobús y no me dejan subir. Me dice que tenía que hacer el check in pero que ya no podía. Había perdido la oferta de £ 14.

Tuve que comprar otro pasaje, pero esta vez me salio £ 32 lamentablemente, y esperé dos horas y media a que saliera. El asunto de los autobuses en Londres, al menos en Eurolines, es así: hay que estar exacto una hora antes de la partida del mismo, y hacer el check in como si fuese el aeropuerto. Se hace una fila, te piden pasaporte y el ticket, y ahí te dan el boarding pass. También se puede despachar la mochila, pero yo la lleve conmigo. Luego de eso hay que esperar que sea la hora de partida. Fue malo lo que me pasó, pero así aprendí, y pude advertirle a otras personas que lo hicieron luego.

Me iba de Londres con mucho entusiasmo hacia Europa continental, sabiendo que iba a volver allí dentro de dos meses, ya que mi vuelo de regreso a Argentina salía desde allí.

Lugares para conocer: WESTMINSTER, HOUSES OF PARLIAMENT, BIG BEN, WESTMINSTER ABBEY, WESTMINSTER CATHEDRAL, CAMDEN TOWN LOCK MARKET, PORTOBELLO ROAD, NOTTING HILL, CANARY WHARF, ONE CANADA SQUARE, TOWER BRIDGE, TOWER OF LONDON, LONDON BRIDGE, BRITISH MUSEUM, TRAFALGAR SQUARE, PICCADILLY CIRCUS, OXFORD CIRCUS, SOHO, CHINATOWN, BUCKINGHAM PALACE, GREEN PARK, ST JAMES’S PARK, HYDE PARK, KENSINGTON GARDENS, KENSINGTON PALACE, HARRODS, BOND STREET, OXFORD STREET, REGENT STREET, MADAME TUSSAUD’S, ST PAUL’S CATHEDRAL, TATE MODERN, NATIONAL GALLERY, GLOBE THEATRE, IMPERIAL WAR MUSEUM, CHARLES DICKENS MUSEUM, MUSEUM OF LONDON, SCIENCE MUSEUM, POLLOCK’S TOY MUSEUM, ABBEY ROAD, MILLENIUM DOME, WEMBLEY STADIUM, LONDON ZOO, ONDON EYE.

PARÍS

Llegué a la ciudad luz el 29 de Agosto en un autobús de la empresa Eurolines, procedente de Bruselas, junto a mi nuevo amigo del camino, Jesse, un estadounidense de Oregon. Arribamos ya caída la noche a una enorme estación de autobuses. La gente iba de acá para allá como hormigas… y no entendía nada… los franceses hablan mucho más rápido su idioma de lo que me imaginaba antes.

Buscamos la estación de metro y nos fuimos a un hotel 2 estrellas que gracias a una promoción en Booking.com pagamos solamente 18 euros cada uno. Para poder viajar en el metro compramos un pase de 5 días el cual vino con varios descuentos de excursiones.

Nos bajamos en la estación Alésia, en la línea violeta. El hotel estaba muy bueno, decorado muy parisino, pero no andaba la wifi… por suerte había un Mc Donald’s cerca -¿que raro no?- y podía ir con la notebook a conectarme allí. Parecía a propósito pero la habitación que nos toco era absolutamente toda azul francés… lo primero que hice fue asomarme por el ventanal que daba a la avenida, y era como asomarse en Recoleta… todo era igual a Recoleta (barrio de Buenos Aires), o mejor dicho… el barrio de Recoleta tiene en su mayoría la arquitectura muy similar a la de París. Ya era muy tarde así que no daba ir hasta la torre Eiffel, que aun no la había visto, así que no me quedó otra que esperar un día más. No fuimos a cenar, nos comimos todo lo que nos quedaba de Brujas, hicimos tostadas con Nutella (chocolate) para variar… ya llevaba un mes en Europa y me había comido kilos de chocolate… porque se lo ponen a todo: tostadas, pan, yogurt, helados, galletitas (galletas), donas, tortas, etc etc…

Dormimos muchas horas, viajar por Europa cansa mucho, por eso repito que si se va 3 meses, lo ideal es parar y no hacer nada cada 3 días, al menos no caminar tanto para poder ahorrar energías. Fuimos a desayunar al Mc Donald’s… no porque ame los arcos dorados sino porque allí tenia wireless gratis y encima podía enchufar la laptop al enchufe (tomacorrientes). Tomamos café y unos pancitos por un euro, averiguamos cosas en Internet, y fuimos en metro hacia la torre Eiffel.

Durante el viaje observaba lo distinta que es la gente en el metro de París al de Londres… se ven menos turistas… o sea, se podían ver parisinos, cosa que en Londres es difícil distinguir a un londinense. Miraba para todos lados a ver si divisaba la torre. A veces me parecía verla pero no, eran otras cosas… Llegando a la estación la pude ver durante una milésima de segundo.

Salimos de la estación de metro más cercana a la torre (la cual es alta, no esta bajo tierra), caminamos un poco y ahí la vi por primera vez reflejada en un edificio espejado.
Estando lejos parecía mas chica de lo que creía, pero al acercarse sí es muy grande. A medida que uno se acerca a la torre, decenas de vendedores te ofrecen souvenirs que tienen que ver con la torre… otros venden excursiones… otros piden dinero… otros quieren que escuches sobre sus ideas políticas… en fin, de todo un poco. Y por fin llegue a la base de la torre y… no era negra como yo pensaba! era de color marrón… color chocolate.
Cientos de personas haciendo fila para subir a ella. Hay 4 ascensores para subir, pero en ese momento estaban habilitados sólo dos. Nos sentamos en el pasto como otros tantos cientos de personas a tomar sol y observar la torre. Era un día excepcional, con el cielo ultra azul, como fue en casi todo mi viaje por suerte.

Paris mochilerosLugares para conocer:

MUSEO DE LOUVRE: El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita (conviene ir bien temprano), sino sale € 9.

TORRE EIFFEL: Subir hasta arriba de todo € 11,50 en total (o se puede pagar cada uno de los 3 tramos x separado, o pagar por subir el primero por escalera y los otros dos por los ascensores)
Sitio oficial http://www.tour-eiffel.fr/index.html
Webcam en vivo http://www.parisrama.com/webcam.html

AUTOBÚS AL AEROPUERTO DE BEAUVAIS: Estos autobuses salen desde la parte de atrás del Congreso Nacional de París (en la zona financiera) todos los días con horarios fijos. Del aeropuerto de Beauvais salen los vuelos de RYANAIR. El costo por un viaje de ida es de € 13 (sí, a veces más caro que el mismo vuelo). Hay que tomar el bus 3 horas antes de la salida del vuelo, y preferentemente comprar el ticket un día antes al menos.

ALGUNOS PRECIOS:
– Galletas de vainilla, 400 gramos € 0,49 (parecidas a las galletitas Opera de Argentina)
– Zumo de naranja, 1 litro € 1,19 (jugo en botella, con pulpa, frío)
– Papas Pringles, sabor original, tamaño grande € 2,20
– Bananas, 500 gramos € 1
(supermercado Franprix, 31 rue Mazarine)

LINKS VARIOS:

Hostel World www.hostelworld.com
Eurolines (autobuses) www.eurolines.com
Hospitality Club (alojamiento gratuito) www.hospitalityclub.org
Couchsurfing
Trabber (buscador de aéreos low cost -baratos- de diferentes empresas) www.trabber.com
Ryan Air (aéreos low cost, la más económica, aeropuertos alejados) www.ryanair.com
Easy Jet (aéreos low cost, generalmente usa aeropuertos importantes, no los alejados) www.easyjet.com
Vueling.com (España) www.vueling.com
AirEuropa www.aireuropa.com
Ofertas de aéreos www.whichbudget.com
Ofertas de aéreos www.transavia.com
Ofertas de aéreos y hostels en Europa www.atrapalo.com
ViajaBarato.com www.viajabarato.org
Ofertas en Viajar.com www.viajar.com
Autobuses en Europa BusAbout www.busabout.com/FlexiTrip
Tren europeo EURAIL PASS www.eurail.com
Tren europeo TGV – ofertas www.tgv-europe.es
Transporte en Londres http://www.tfl.gov.uk/
Autobuses low cost en Inglaterra http://www.megabus.com/landing.php
Victoria Coach Station en Londres – cómo llegar http://www.tfl.gov.uk/gettingaround/1210.aspx
Clasificados en Londres http://www.gumtree.com/
Hostel en Londres Ashlee http://www.ashleehouse.co.uk/
Hostel en Londres http://www.spencerrolfe.com/
Requisitos para entrar a Reino Unido, Inglaterra http://www.ind.homeoffice.gov.uk/visitingtheuk/visitors/eligibility/
Low cost international calls from UK http://www.telediscount.com/
Webcam en vivo: Londres http://www.earthcam.com/uk/england/london/index.php
Webcam en vivo: Londres: Big Ben http://www.camvista.com/england/london/bigben.php3
Cara y ceca de un escenario que muestra sus contrastes http://www.mochilero.info/mochilero_en_europa_londres_notas_marcopolo.html
Transporte en París http://www.ratp.fr/
Viajar a París http://www.viajaraparis.com
Aeropuertos en París http://www.viajaraparis.com/?page=aeropuertosenparis.php
Ministerio de asuntos exteriores, Gobierno de Francia (en español) http://www.diplomatie.gouv.fr/es/
Portal Oficial del Gobierno de París (en español) http://www.paris.fr/portail/es/Portal.lut?page_id=8230
Foro sobre París, Francia http://www.losviajeros.com/index.php?name=Forums&file=viewforum&f=28&cl=Paris
París en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Par%C3%ADs
Francia en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Francia
Montmartre en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Montmartre
Mapa de París http://iesmonterroso.org/reportajes/2005/datos_viaje2005/paris.jpg
Mapa del Metro de París http://trenes1.tripod.com/mapas/metro-paris.gif
Transporte en Paris, tarjeta “París Visite” (en español) http://www.ratp.info/touristes/index.php?langue=es
Metro de París en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Metro_de_Par%C3%ADs
Museo del Louvre (sitio web oficial, en inglés) http://www.louvre.fr/llv/commun/home.jsp?bmLocale=en
Museo del Louvre en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Louvre
Palacio de Versalles, París http://www.voyagerguide.com/paris/versailles.php
Hostel en París – San Sebastien (NO VAYAN, es muy malo) http://www.hostelworld.com/HotelSanSebastien-Paris-6008
Torre Eiffel, París – sitio oficial http://www.tour-eiffel.fr/index.html
Torre Eiffel webcam en vivo http://www.parisrama.com/webcam.jpg/
Torre Eiffel en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Torre_Eiffel
Cómo se construyó la Torre Eiffel http://www.taringa.net/posts/info/1166138/Así-Se-Construyo-La-Torre-Eiffel___.html
El proceso constructivo de la Torre Eiffel http://www.taringa.net/posts/info/1187575/Torre-Eiffel:como-se-construyo.html
La verdadera historia de la Torre Eiffel (DVD) http://www.taringa.net/La-verdadera-historia-de-la-Torre-Eiffel
Rediseñarían el tercer y último tramo de la torre http://www.taringa.net/posts/imagenes/1134203/Torre-engorrosa.html
Films de los Hnos Lumiere http://www.taringa.net/Hermanos-Lumière,-Georges-Méliès–filmografias-(+-yapa).html
Llegada del tren a la estación, Hermanos Lumiere http://docucinema.wordpress.com/la-llegada-del-tren-a-la-ciudad
2 Days in Paris (DVD, película, comedia romántica) http://www.taringa.net/2-Days-in-Paris—DVD-rip.html
Pierre Richard, comediante francés http://en.wikipedia.org/wiki/Pierre_Richard http://www.pierre-richard.fr/
The Beatles, Live in Paris 1965 http://www.taringa.net/posts/musica/893355/The-Beatles—Live-In-Paris-1965.html
Jim Morrison, The lost Paris tapes http://www.taringa.net/Jim-Morrison:-_Equot;The-Lost-Paris
Depeche Mode live in Paris 1993 http://www.taringa.net/posts/Depeche-Mode–Paris
Jean Michel Jarre http://www.taringa.net/posts/musica/1513908/JMJ-(Jean-Michel-Jarre-)-editado-y-recargado.html

 

Escribe un Comentario