Alcoholic Architecture: Un nuevo bar en Londres para respirar alcohol


Alcoholic Architecture es el nombre de un nuevo bar inaugurado hace pocos meses en Londres, que ofrece el nuevo concepto de “neblina alcohólica”: allí, las bebidas alcohólicas se vaporizan con ayuda de humidificadores, creando una “neblina alcohólica que se respira”.

Se trata de un bar pop-up en el que los clientes pueden disfrutar, en una habitación especial, de una neblina alcohólica, como si fuera la pista de baile de una discoteca con máquinas de humo. Según los creadores del nuevo concepto, el objetivo es disfrutar de las bebidas alcohólicas en forma de neblina a través de la respiración y de los ojos. Así, aseguran, se logra consumir un 40% menos de calorías y sentir los mismos efectos que al beber.

Alcoholic Architecture se instaló junto a un antiguo monasterio de Londres en Borough Market, uno de los mercados más grandes y antiguos del centro de la ciudad. Y su mensaje, en lugar del tradicional “Bebe con moderación”, es “Respira con responsabilidad”. El bar ofrece una niebla alcohólica cuya composición está formada por licores mezclados en una proporción similar a los consumidos de forma tradicional, que se vaporizan con ayuda de humidificadores y, dado el alto volumen de humedad del ambiente (140%), los clientes entran cubiertos con pilotos.

Para quienes prefieren disfrutar de las bebidas a la manera tradicional, otros ambientes del lugar, decorados en estilo gótico, funcionan como bares o coctelerías tradicionales, y además de bebidas tradicionales, ofrecen en sus cartas las que elaboraban los monjes del monasterio. La entrada al “bar de la niebla alcohólica” cuesta 10 libras (unos 14 euros) y permite permanecer en el lugar hasta una hora.

Alcoholic Architecture Londres

El bar es otra iniciativa de Bompas & Parr, firma que se destaca por proyectos bastante atípicos en la creación de experiencias gastronómicas. Fundada en 2007 por Sam Bompas y Harry Parr, la empresa afirma que sus iniciativas permiten explorar cómo el sabor de la comida se altera a través de la sinestesia, término que define un fenómeno neurológico en el que la estimulación de una vía sensorial o cognitiva da lugar a experiencias cognitivas.

De todos modos, disfrutar de una bebida así, de forma inhalada parece tener el único objetivo de emborracharse, ya que la propia empresa asegura que de esta manera se alcanza el estado de embriaguez un 40% más rápido que tomando la bebida de forma tradicional. Además, esta experiencia niega el sentido del gusto, que resulta fundamental para poder disfrutar plenamente de una comida o bebida, por lo que habrá que probar para ver si convence.

Sitio Web Oficial: http://www.alcoholicarchitecture.com/

Escribe un Comentario