Tips, consejos y recomendaciones

 

¡VIAJAR CON POCA PLATA ES POSIBLE!

 

 

 

Les traigo tips, consejos y recomendaciones para aquellos a quienes les gusta viajar y no quieren gastar demasiado.

 

Economía con dignidad

Cuando hacemos referencia a "buenos precios", no quiere decir que necesariamente sean gratis. Para viajar, debemos partir de la idea de que todo tiene un precio, lo importante es encontrar alternativas para suplir estos precios y lograr alternativas de pago, tales como el intercambio (usado inteligentemente por nuestros antepasados):

"El trueque es el intercambio de objetos o servicios por otros objetos o servicios y se diferencia de la compraventa habitual en que no intermedia el dinero en líquido en la transacción. Al contrato por el cual dos personas acceden a un trueque se le denomina permuta."

Además de las alternativas, es importante comparar y averiguar para buscar la opción que más nos conviene.

Un buen precio es aquel que combina de manera equilibrada la calidad del servicio y la cantidad del precio. Normalmente estas variables son directamente proporcionales, es decir, a mayor calidad del servicio, mayor cantidad de precio o viceversa.

Cuando los viajeros aplican este razonamiento, suelen tratar de alcanzar el menor precio, teniendo así que soportar servicios indignos para un ser humano, sólo por el hecho de disminuir los costos.

Las condiciones indignas (es decir, servicios de calidad muy baja) pueden generar desgaste y enfermedades, entre otras cosas. Hay que tener en cuenta que lo barato, nos termina saliendo caro. Por ejemplo una buena noche, nos permite tener un día más activo, más útil y, por ende, más productivo, lo que termina compensando la situación.

Sin duda, el éxito en términos de viajes de bajo presupuesto está en lograr un equilibrio entre estos dos factores, para no afectar ni nuestro presupuesto, ni nuestra comodidad. Aunque somos "guerreros", seguramente toda nuestra energía la podemos usar y aprovechar mejor en cosas más útiles.


"No buscamos lujos, pero sí economía con dignidad".


Tips para viajar sin plata

Es mejor tomarse un colectivo, que hacer dedo: Un viajero puede llegar a pasar muchas horas estirando el dedo, esperando a aquel ángel que decida llevarlo. Esto sucede por la desconfianza que genera el llevar a personas desconocidas.

Por eso, si se decide tomar un colectivo (para no esperar tanto), se puede optar por subir y tocar música, recitar poesía o vender algo. Con la ganancia, se puede llegar a pagar el pasaje en colectivo perfectamente. Todo depende de saber hacer algo (poesía, música, cuentos, etc.) o vender algo (artesanías, ropa, música, etc), lo cual es de vital importancia para poder sacarle provecho a un escenario rodante y un público rodante. Ahí ya no dependemos de nadie, podemos ir avanzando sin perder tiempo, el cual se convierte en un recurso que vale dinero y eso es lo que no se tiene.

De este modo, se puede encontrar a personas que colaboren y descubrir que la gente agradece el hecho de que uno le alegre el viaje, ya que, de este modo, se hace más corto. Por otro lado, también existen muchas posibilidades de lograr contratos o de encontrar a personas que ofrezcan su vivienda para pasar la noche. En general, se gana por muchos lados.

Conclusión: Si se tiene algún talento o algún material para la venta, es mejor andar en colectivo, que hacer dedo, especialmente porque dependemos de nosotros mismos.


Se debe distribuir el dinero equitativamente

Normalmente, al inicio del viaje hay muchos factores que están en su mejor momento: la ilusión, el estado físico, la energía, las ganas y el presupuesto. Lo anterior hace que muchas veces tomemos decisiones equivocadas debido a que no se tiene en cuenta que dicho presupuesto es para todo el viaje, lo cuál nos lleva a gastar más de lo que deberíamos y, en el transcurso del viaje, arrepentirnos de dichas decisiones.

Lo adecuado es establecer un gasto diario máximo, buscando gastar el mínimo indispensable, utilizando diferentes estrategias, dentro de las que se encuentran: pedir rebaja, hacer dedo, encontrar hospedaje gratuito y buscar comida buena y económica que nos permita estar bien alimentados cumpliendo con los gastos máximos.

Conclusión: Se debe establecer un gasto máximo diario durante todo el viaje.


La importancia de internet en la disminución de costos

Al contrario de lo que se pensaba años atrás, los avances tecnológicos se han abierto a la gente y cada vez aparecen más aplicaciones, sitios, ayudas, etc., que hacen más fácil la vida de los usuarios.


Plaza en Maldonado, Uruguay

 

Particularmente para los viajeros, son muchas las ventajas y alternativas que brinda internet en lo relacionado con la disminución de costos. Normalmente, el viaje se divide en tres partes: La planeación, el desarrollo y lo que hemos denominado el post-viaje, que es el espacio en el que se entablan relaciones con personas que conocimos, lugares que nos interesan, etc. En cada una de estas etapas, existen diferentes herramientas que, correctamente manejadas, nos pueden ayudar a disminuir al máximo los costos de nuestros viajes. Entre las más destacadas, se encuentran:


Google Maps: Conocer el lugar, antes de ir.


http://maps.google.com/


Es una página muy útil para organizar las rutas, para conocer las distancias, para revisar el entorno de la ruta, lugares importantes, entre otros. En las ciudades podemos ubicarnos encontrar plazas, calles, monumentos, etc. A través de ésta herramienta podemos llegar a los sitios conociendo que hacer, que hay, que ofrece el sitio, lo cuál nos ayuda a ahorrar tiempos e ir más a la fija en nuestro viaje. Teniendo una cuenta de google se puede crear un mapa propio en el que podemos dibujar nuestra ruta y compartirla.

La aplicación tiene diferentes tipos de visualización entre las que se encuentran mapa, foto de satélite, y earth. En nuestra web hemos compartido un mapa de éste tipo donde los viajeros pueden acceder y realizar sus consultas.


Acceso Wi-Fi - Internet libre.

Aunque muchas personas odian tener que cargar con equipos móviles en los viajes, un aparato sencillo que permita acceder a internet puede ahorrarnos mucho dinero en el viaje, ya que cada vez se abren más espacios en donde se puede acceder sin ningún costo a internet, por el tiempo que uno lo requiera.


Comunicaciones - Menos teléfono y más web.

A través de la video conferencia, nos podemos comunicar con mucha gente, sin importar el lugar en donde nos encontremos, ahorrando mucho dinero en llamadas y mejorando las alternativas de comunicación. A diferencia de la comunicación por teléfono, los costos en internet no tienen en cuenta las distancias y, además, uno puede estar haciendo múltiples tareas mientras se comunica, por el mismo costo (por ejemplo, subiendo fotos, investigando sobre algún tema), a diferencia del teléfono fijo que sólo nos permite hablar.


Redes sociales - Asesoría en línea las 24 horas.

El hecho de compartir la ubicación o las necesidades con otros viajeros, nos permite recibir sus sugerencias, recomendaciones y consejos. Además, previamente al viaje, se pueden encontrar contactos que ofrezcan un espacio para alojarse, o encontrar ofertas en hosteles u hostales. Dentro de las redes más usadas, que mejores plataformas ofrecen, encontramos a Facebook, Twitter y FourSquare. Estas herramientas nos permiten tener asesores en todo el mundo, las 24 horas.


Agendas virtuales - Ecología y practicidad

Es muy común que los viajeros y viajeras escriban diarios de viaje. El tener un blog virtual nos permite asegurar nuestros escritos, poder compartirlos para que más personas los lean y disminuir el peso de nuestra mochila. Además, estaremos evitando usar hojas y, por ende, evitando la tala de árboles. Dentro de las más destacadas herramientas de blog, encontramos a Blogger y aWordpress.


Consejos para viajeros con bajo presupuesto

Muchos de estos humildes consejos están pensados para un viaje largo, pero se pueden aplicar a uno corto, también.

 



Transportes

-Vuelos low cost: Ya se han escritos muchos artículos en medios para viajeros sobre las tan promocionadas líneas aéreas de bajo costo, más conocidas en inglés como "low cost". Respecto de estas aerolíneas, es importante saber que no siempre resulta tan barato como parece. Al buscar un pasajes en sitios web o en portales de venta de pasajes aéreos, el precio que aparece suele ser muy tentador.

He aquí algunos consejos a tener en cuenta antes de poner los datos de nuestra tarjeta de crédito:

Normalmente, los aeropuertos de estas aerolíneas no son los mismos que de las grandes aerolíneas. Esto hace que, tanto en origen como en destino, tengamos que pagar un transporte hasta y/o desde los aeropuertos a los centros de las ciudades. Este costo hay que sumarlo al precio total.

Además, los horarios de salida y/o llegada no son siempre los más prácticos. Por esto, habrá que tener en cuenta que las posibilidades de transporte hacia y/o desde los aeropuertos a nuestra disposición, se verán reducidos. Tendremos que esperar muchas horas en los aeropuertos, o bien tendremos que recurrir a la única posibilidad de movernos que nos queda, el taxi.

Las "low cost" no le dan al pasajero ni un vaso de agua si no se paga por él. Si el viaje es de pocos minutos o pocas horas, no hay problema, pero si el viaje es de tres o más horas, es otro costo que debemos tener en cuenta. En algunos casos, las aerolíneas ofrecen, al momento de comprar el pasaje, la posibilidad de comprar también la comida que ellos ofrecen. Si el vuelo es relativamente largo, habrá que comprar algo para comer y tomar durante el vuelo, ya sea a la aerolínea o antes de llegar al aeropuerto. Si tenemos en cuenta que por medidas de seguridad, muchas cosas no se podrán subir al avión, tendremos que comprar esas cosas, como las bebidas, en la zona de embarque y ahí sí que el precio suele ser realmente alto.

Otra cuestión a tener en cuenta es que el precio de un boleto es realmente diferente de un día para el otro. Si se viaja con tiempo, verificar el valor del pasaje uno o dos días "para adelante" y "para atrás" de nuestra fecha prevista, es una muy buena opción.

Además, las "low cost" cobran por el equipaje, así que ese es otro costo que debemos considerar.

Por lo tanto, al momento de buscar precio para comprar un boleto aéreo siempre hay que comparar el precio final de una "low cost" (sumando todo o parte de las alternativas antes descriptas) con el precio final de un pasaje en una aerolínea convencional. A veces nos podemos llevar una sorpresa y en ciertos casos, luego de sumar todo, será más económico en dinero y en tiempo, comprar un boleto aéreo convencional.


Hacer dedo y tomar colectivos: Una manera de ahorrar dinero es hacer "autostop" (dedo).

Si no se desea hacer autostop, una manera de ahorrar dinero es tomar siempre colectivos locales.

Cuando se compra el boleto para viajar en colectivos locales en ciertos países o ciudades con poca (o casi nula) infraestructura de transporte público, nunca se saben realmente las características del viaje que vamos a emprender. Los vendedores de boletos siempre dirán lo que queremos escuchar, pero, ni la mitad de lo que dicen, se cumplirá durante el trayecto. Más allá de que ya no volveremos sobre nuestros pasos para poder reclamar absolutamente nada, es necesario tener en cuenta ciertos tips al momento de subirse a un colectivo económico en esta clase de lugares.

Hay que llevar siempre algo para comer y para beber, porque es posible que no se detenga en paradores y no podremos comprar absolutamente nada.

No hay que tomar estos colectivos si tenemos algún otro pasaje comprado en destino con horarios medio justos, nunca se sabe cuánto demorarán y las posibilidades de llegar a tiempo son bajas. Es decir que, si se quiere tomar estos colectivos de todas maneras, hay que hacerlo con la suficiente antelación.

Tratar de pedirle al conductor o al que vende los boletos dentro del colectivo (o a algún pasajero) que por favor nos avise cuando tenemos que bajar, ya que no siempre nuestra parada es la última del recorrido.

Tratar de subir temprano al colectivo, para poder poner nuestras mochilas en algún lado. No siempre hay un lugar destinado a equipajes en esta clase de transporte y, por ende, viajarán adentro, junto con la gente. El problema es que, en gran parte del recorrido, los colectivos van repletos y no será fácil moverlas de lugar si se nos solicita hacerlo.


-Caminar: Una opción para ahorrar en transporte es, nada más y nada menos, que caminar. Muchas veces nos dicen que debemos tomar un colectivo, cuando, en realidad, la distancia a recorrer no es tanta. A lo mejor son 15 ó 20 cuadras que podemos caminar perfectamente.


Alojamiento

-En muchos países, como los del sudeste asiático, es mucho más fácil conseguir un hotel barato cuando se llega al lugar, que por Internet. En general, los hoteles más baratos no figuran en los portales de Internet. Además, casi siempre, cerca de los hoteles que aparecen en las guías de viaje como "económicos" suele haber otros mucho más económicos, y hasta de mejor calidad. Un consejo es llegar de día y recorrer con paciencia la zona de hoteles, ya que seguro encontrarán alguno más barato que en las guías y que en Internet. Si se llega de noche, y sobre todo a una ciudad grande, puede ser una buena idea tener algún lugar reservado para dormir, aunque sea sólo por una noche.

-Si uno viaja de a dos, es más barato pagar una habitación doble que un dormi (cama en habitación compartida). Por eso, si se viaja solo puede ser una buena idea buscarse un compañero/a de habitación para ahorrar dinero. Muchas veces, en la habitación doble, hay dos camas separadas.

-Otra opción es usar algunas de las redes sociales donde se promueve el intercambio de alojamiento. Una de las más conocidas es Couchsurfing (CS), que aparenta ser la web de moda para los viajeros. Ciertamente, el potencial de la red CS no tiene límites, siempre que se lo utilice como su espíritu lo indica y no sólo como una posibilidad de dormir gratis. CS es mucho más que eso: es la posibilidad cierta de conocer una ciudad desde una mirada completamente distinta, compartir con la gente local las vicisitudes de su vida diaria, quizás enun cumpleaños, un partido de fútbol, o conociendo el lugar de trabajo de la persona que nos aloja. Las posibilidades son inmensas.

Muchas veces, nuestro paso por una ciudad no será por demasiado tiempo. En este caso, es muy importante saber la ubicación exacta de la casa a donde solicitamos quedarnos, ya que, en muchos casos, no lo explicita. Puede suceder que, cuando lleguemos a esa casa, resulta que es muy lejos del centro o de las zonas turísticas de esa ciudad y tendremos que tomar colectivos urbanos durante horas, cada día, restando así tiempo para recorrer lo que realmente nos interesa. Si tenemos mucho tiempo, no es un problema, pero si sólo tenemos pocos días, puede ser un problema.

Muchas veces, la gente que nos aloja es muy absorbente y se desviven por ayudarnos y armar planes para compartir tiempo con ellos. Por un lado, está muy bien y suelen ser muy buenas experiencias, pero, de esta manera, no dispondremos de nuestro tiempo como nos gustaría y, además, podemos incurrir en gastos de dinero excesivo para nuestro presupuesto, debido a la cantidad de actividades sociales. Para evitar este tipo de inconvenientes, es muy buena idea leer las referencias que los demás han escrito sobre nuestro futuro coucher para saber cómo suelen ser las estadías con él. Otra opción es sincerarnos desde el primer momento y conversar sobre ese tema, para evitar malos momentos.

A veces, sucede que no existe la posibilidad de cocinar en la casa (por cualquier motivo) y, entonces, siempre hay que comer afuera. Esto, obviamente, acrecienta nuestro presupuesto.

Puede pasar que no se tenga la llave de la casa y se tenga que combinar horarios con el dueño de casa. Si es muy despistado o impuntual, lo mejor será siempre tener un teléfono a mano para comunicarse con él, por cualquier eventualidad.

En los perfiles de CS, se escriben listas enormes con las responsabilidades del surfer pero nunca se dice nada acerca de las responsabilidades del coucher. Cuando uno aloja a alguien, por supuesto pide que se respeten las normas de la casa, pero también es estrictamente necesario ponerse en los zapatos del surfer para no exponerlo a situaciones incómodas.

Es una expriencia sumamente enriquecedora si se utiliza con responsabilidad, criterio y sentido común. Es un error pensar en CS como un ahorro de dinero, ya que, en algunos casos sí se ahorra, pero en otros, no tanto.


Comidas


-Desayunos: Los desayunos suelen ser caros en muchos lugares, por eso es una buena idea recolectar sobres de azúcar, tener saquitos de té a mano o comprar café '3 en 1'. De esta manera, podemos pedir agua caliente en cualquier local y, junto con un paquete de galletitas que siempre debemos tener a mano, podemos desayunar.

-En general, los lugares más baratos y buenos para comer son aquellos en los que hay mucha gente local, taxistas o camioneros. Así que es ideal buscar estos lugares para comer.


Entradas

-En general, en varios países las entradas a los lugares turísticos suelen ser bastante caras. Por eso -sobre todo cuando se hace un viaje largo, en el que no se tiene un presupuesto por día, porque no se sabe cuántos días se va a viajar- un consejo es elegir a qué lugares queremos ir (en general, los más importantes) y saber que no vamos a poder visitar todos. Si se viaja de a dos (y se tiene un presupuesto compartido), una buena idea es ir sólo a los lugares que a cada uno le interesan, aunque el otro no esté interesado en ir. De esta manera (no obligando al otro a ir a un lugar al que no tiene muchas ganas de ir), se ahorra mucho dinero.


Otros tips viajeros

-Siempre es necesario llevar un candado con su llave y una copia de la llave de repuesto. En muchos casos, al viajar con bajo presupuesto, se duerme en hoteles muy económicos que no prestan ningún servicio extra, además de una cama y un baño compartido. El candado, en este caso, nos podrá servir si el hotel posee lockers a disposición del pasajero

-Otros elementos importantes para tener siempre encima son toallitas húmedas y alcohol en gel. Cuando uno viaja por ciertos países, se expone a bacterias y demás microbios. Nuestros cuerpos no están inmunizados contra estos pequeños seres y cualquiera de ellos nos podrían provocar serios trastornos de salud y, por ende, retrasos innecesarios en nuestro viaje. En casos en los que no nos podamos lavar las manos (por no tener acceso a un lavatorio), las toallitas húmedas y el alcohol en gel son muy recomendables.

-Uno nunca sabe a ciencia cierta cuál es el nivel de seguridad que existe en los lugares que se visitan. Es indispensable moverse con una fotocopia en buen estado de nuestro pasaporte y visa del país (si es que tenemos una) mientras nos trasladamos por las calles o usamos medios de transporte públicos. Los pasaportes originales deben estar lo más resguardados posible. En muchos casos, la fotocopia es aceptada para verificar la identidad.

-Relacionado con el tema de los documentos otro consejo es tener todos los documentos escaneados (pasaporte, documento, pasaje de vuelta, carnet del seguro del viajero, etc.) y guardados en un ftp (si se cuenta con uno) o en un mail. De esta manera, podremos acceder a ellos desde cualquier lugar.

-Durante viajes largos, es muy común el tener que soportar temperaturas muy diferentes: pasar de mucho calor a mucho frío. Esto hace que tengamos que tener ropa para ambos casos en nuestras mochilas y, por ende, que la mochila esté más pesada de lo necesario, sobre todo cuando estamos en lugares calurosos. Hay que tratar de llevar la menor cantidad de ropa posible y, si hace falta algo, comprarlo en el lugar en donde estemos, sobre todo si son países baratos (casi todos fuera de Europa). Un consejo es tratar de armar nuestro recorrido teniendo en cuenta las temperaturas a las que estaremos sometidos, pero no es fácil de lograr, sobre todo cuando no se tiene un recorrido fijo.

-Llevar cubre mochilas para la lluvia.

-Llevar bolsitas de plástico, pueden servir para muchas cosas, desde cubrirnos los pies bajo la lluvia hasta guardar objetos chicos o comida.

-Las guías de viaje son útiles para algunas cosas y no tan útiles para otras. Por eso, para quien las usa, se recomienda tener en cuenta que no todo lo que dicen las guías está bien, ni todo está mal. Si uno no tiene guía (tipo 'Lonely Planet') puede sacar mucha información conversando con los otros viajeros, es la mejor manera de obtener información actualizada y verdadera.

-Un teléfono celular puede ser muy útil en muchas situaciones. Uno puede tener un teléfono "liberado" e ir cambiando el chip en cada país.

-Para muchos, el seguro de viajero es un gasto extra e innecesario, pero muchas veces puede ser un gasto necesario… Cuando lo pagamos al inicio del viaje, nos da bronca gastar plata en eso, pero si nos llega a pasar algo durante el camino los gastos serán mucho mayores. En muchos países, los gastos para consultar un odontólogo o comprar un remedio son altísimos. Lo importante es averiguar bien todas las opciones de seguros de viajes y elegir la que más convenga según nuestro destino y duración del viaje. No sólo cubren la parte médica, sino también la parte legal, entre otras cosas.

-Relacionado con la salud, es necesario corroborar las vacunas que debemos darnos para ir a determinados países. Muchas de esas vacunas son gratuitas en algunos países. Y también es necesario tener un pequeño botiquín con aquellas cosas que sabemos que podemos llegar a necesitar.

-En cuanto a las visas, en algunos países suelen ser muy caras, por eso, para decidir un destino, es bueno ver para qué países necesitamos visas y para cuáles no. Además, si decidimos ir a algún país en el que necesitamos visa, lo mejor es sacarla en el país de origen, ya que cuando se sacan en un tercer país suelen ser más caras.

 

Sobre el equipaje

Desde siempre, el equipaje ha formado parte de nuestras vidas. Vivimos acompañados de artículos que nos ayudan a desempeñar nuestras labores diarias. Es más común y más necesario que la ropa, teniendo en cuenta que muchas culturas no la usan, pero sí usan el equipaje para cazar, transportar presas, entre otras actividades. El equipaje resulta ser algo natural y, en la mayoría de los casos, indispensable para el ser humano.

Cuando queremos encontrar el secreto para viajar con bajo presupuesto, esperamos encontrar la fórmula mágica que nos permita hacerlo, pero no existe. Lo que posibilita viajar con bajo presupuesto es la sumatoria de acciones que reducen significativamente costos, sin olvidar que hay factores como el tiempo y el desgaste físico, que terminan pasándonos factura y subiendo los gastos del viaje.

Es ahí donde la organización del equipaje juega un papel importante, logrando el balance perfecto entre llevar cosas útiles y livianas, que nos permitan solucionar las necesidades del día a día y el no cansarnos demasiado, ni pagar dinero extra por peso.

He aquí una lista de consejos para que nuestro equipaje se convierta en un aliado para viajar sin plata:


1. Conseguir una buena mochila, cómoda, liviana y resistente, ya que es el exterior del equipaje y, por ende, la que soporta todo el viaje. La mochila tiene diferentes usos durante el viaje: mesa, silla, etc.

2. Organizar el contenido en el orden en el que se va a usar, para no tener que desocuparla cada vez que tengamos que sacar algo, lo cual genera pérdida de tiempo.

3. Llevar artículos que se puedan usar varias veces y que no se deterioren ni se ensucien con facilidad. Además de reducir peso, reducimos costos y cuidamos el medio ambiente.

4. Llevar el contenido en bolsas plásticas, por si la mochila se llega a mojar.

5. Incluir un botiquín pequeño, con los medicamentos más versátiles y generales.

6. Evitar colgar artículos en el exterior de la mochila, la hacen más incómoda y se pueden dañar o perder.

7. Llevar apenas la ropa necesaria, que se pueda lavar y secar fácil y rápidamente.

8. Incluir artículos multiuso (como navajas), cuyo uso vaya desde cortar alimentos hasta reparar artículos.

9. Tener la suficiente paciencia y disciplina para doblar y organizar todos los días el contenido de la mochila.

10. Llevar muchas ganas y suficiente amor por viajar, lo cual compensa las deficiencias que se hayan tenido en los ítems anteriores.


Consejos para viajar a dedo



Investigación previa

Acá sí que no se puede evadir la logística. Hay varios tópicos a tener en cuenta; aunque parezcan muchos, no lleva mucho tiempo conseguir datos relacionados y les pueden evitar más de un inconveniente.

-Punto de partida: He aquí un punto básico. Si uno va a salir a hacer dedo, debe elegir desde donde. Esto no es al azar. Las oportunidades se incrementan si el lugar es adecuado. A continuación, una lista de los lugares más recomendables:

Peajes

Cercanías a rotondas

Salidas de ciudades

Cruces entre rutas

Reductores de velocidad

Estaciones de servicios

Clima: Puede parecer obvio, pero a veces uno no lo aprende hasta muy avanzado el viaje. Es mejor estar prevenido, por si va a llover. Sépanlo: la lluvia no es la mejor amiga del viajero a dedo. Si estamos mojados nadie va a querer subirnos, porque le vamos a mojar todo el auto. Además, una espera bajo la lluvia es más larga que una espera bajo el sol. Ni hablar si nos toca quedarnos a dormir en el lugar elegido porque nadie nos llevó. En Sudamérica hay épocas del año en las que llueve muchísimo, lo que complica un poco las cosas. Es recomendable incluso chequear las noticias por si hubo cierres de rutas causadas por derrumbes (algo muy habitual). Así que a aferrarse al pronóstico del tiempo! Esta es una página útil para consultarlo: The Weather Channel

Para estar más seguros, una buena estrategia es ir hasta el lugar elegido para estudiarlo más de cerca, asegurarse de que la forma de llegar sea la correcta y el lugar sea adecuado (que haya tránsito, por ejemplo). Hablar previamente con la gente del lugar también suele ser de ayuda; cuando hay dos o más opciones de ruta para llegar al mismo lugar, se puede averiguar cuál es la elegida por los camiones, por ejemplo.


Una vez en la ruta... Desesperando en la espera

El momento de la verdad! Aquellos que ya hicieron dedo saben que no es tan agradable pasarse horas parado al lado de una ruta, esperando a que alguien se decida a llevarnos. Siempre es mejor salir bien temprano en la mañana o incluso acampar en las cercanías del lugar elegido cuando la distancia a recorrer es mucha. Estos son los mejores consejos para conseguir que nos lleven:

-Vestimenta: Sólo tenemos unos segundos para llamar la atención de quien maneja. Qué mejor que vestirse de colores llamativos? El negro no es muy apreciado y estar vestido en colores llama la atención y es más alegre. Mejor aún si contrasta con el paisaje que tengamos de fondo. Se recomienda evitar gorros y anteojos de sol que tapen la cara (les resta confianza) pero si usas anteojos de lectura procura tenerlos puestos, da un aire de "seriedad" que podés aprovechar a tu favor.

-Mochila siempre a la vista: Siempre hay que hacer dedo detrás de la mochila, es una forma de darles confianza a los conductores. Al verla, pueden deducir que no somos más que mochileros y esto juega a nuestro favor a la hora de conseguir que nos lleven.


Camiones bolivianos

-La ley: Si en el lugar elegido para hacer dedo hay presencia militar o policial, siempre es mejor acercarse a hablar y explicarle que vamos a hacer dedo en ese lugar. Algunas veces, se ponen un poco susceptibles y puede que no te permitan quedarte. Siempre es mejor tenerlos de amigos; puede que hasta te den un lugar donde comer y dormir cuando caiga la noche. Así que a no desestimarlos!

-Método: Si estamos de suerte, la espera no es larga, pero, para acortarla, un buen método es, si el lugar lo permite, acercarnos al conductor e increparlo yendo directo al grano: "Va a tal lugar? Me lleva?". La caradurez requiere algo de práctica, pero es bastante efectiva. El lugar ideal para hacer eso es en los peajes (si es que el señor que trabaja de seguridad lo permite). Por otro lado, cuando un conductor se pare y les pregunte adonde van, es mejor no decir el destino final, sino ciudades intermedias (acrecienta las chances) En el viaje, luego de simpatizarse el uno al otro y, si el conductor va en la misma dirección, puede que los lleve hasta destino.

-Sonreír!: Simple y efectivo. El gesto adusto no convoca benefactores al volante. Mejor sonreír!


Viajar y vivir el mundo, gratis

Si soñás con dedicar tu vida al placer de viajar por largos períodos de tiempo, y vivir en varios lugares del mundo, de modo gratuito, existen varias formas de hacer posible tu sueño. Existen ocho comunidades online que te permitirán encontrar hospedaje gratuito en casi cualquier lugar del mundo:


1.
The Caretaker's Gazzette: www.caretaker.org


Al suscribirte a este servicio, tenés la posibilidad de tener acceso a anuncios clasificados de personas que buscan quien les haga de portero o conserje y, a cambio, ofrecen un lugar donde vivir completamente gratis. Las oportunidades varían ampliamente, desde ranchos, fincas orgánicas, campamentos, moteles, cuidado de ancianos, hasta simplemente ocupar la vivienda y cuidar de ella. Con este interesante proyecto podrías buscar dónde vivir en casi cualquier lugar del mundo: Estados Unidos, Australia, Europa e incluso pequeños y remotos lugares como Micronesia.

Algunas oportunidades ofrecen, además, una forma de pago, pero todo depende del trabajo a realizar y tu propia experiencia.


2.
Woofing: www.wwoofargentina.com


'WWOOF' es un acrónimo de muchas frases, la que mejor describe este proyecto es "Oportunidades mundiales en haciendas orgánicas" (World Wide Opportunities on Organic Farms). El proyecto es parte de una organización internacional de haciendas, jardines, negocios y ranchos orgánicos donde podés intercambiar tus servicios y conocimiento por alojamiento, comida y entrenamiento.

Los requisitos básicos para formar parte son conocimientos básicos en jardinería y mantenimiento de un racho, y suelen ser muy útiles las habilidades en la cocina, enseñanza, cuidado de niños y trabajos manuales. Aunque casi siempre hay un trabajo que se amolda a las necesidades de quien desee adoptar este modo de vida.

Es, sin duda una gran oportunidad para obtener experiencia trabajando como voluntario, además de ser una excelente vía para entablar amistades, y cubrir tus gastos de una manera constructiva.


3.
House Carers: www.housecarers.com


Si sos una de las personas que estarían felices por pasar unas vacaciones cuidándole la casa a alguien más, quizás esta página es para vos. En 'House Carers', encontrarás un largo listado de personas que necesitan que alguien habite sus hogares mientras están fuera de casa. La membresía de este sitio cuesta $45 al año, aunque es posible obtener una membresía limitada gratis.


4.
Organic Volunteers: www.growfood.org


'Organic Volunteers' es muy parecido a 'Caretaker's Gazette' y a 'Wwoof'. Acá vas a encontrar oportunidades de trabajo en ranchos y haciendas orgánicas (voluntariados orgánicos), aunque también hay una amplia oferta de trabajos como administrador de hostales, practicas para artistas, todo esto, siempre en un ambiente agricultural donde la permacultura es un modo de vida. La membresía cuesta $20 al año, y tiene como propósito ayudar a contactar con los anfitriones y buscar oportunidades.


5.
Couch Surfing: www.couchsurfing.org

'Couch Surfing' es una comunidad virtual de personas que están felices de abrir las puertas de sus hogares a los viajeros frugales que visiten su ciudad por un corto período de tiempo. Los miembros de Couch Surfing se enorgullecen de decir que son las personas más confiables del mundo, ya que tienen un sistema de verificación de la identidad bastante seguro, que protege a anfitriones y viajeros por igual.


6.
Global Freeloaders: www.globalfreeloaders.com


Es muy similar a 'Couch Surfing', aunque este tiene la variante de ofrecer un programa de intercambios culturales para anfitriones y viajeros. El registro es gratuito, pero cada miembro tiene que ser capaz de hospedar y viajar, así que si no estás dispuesto a alojar viajeros en tu hogar no serás capaz de ser parte de esta comunidad.


7.
Servas: http://argentina.servas.org/


Servas, que significa "servir" en Esperanto, es la base de páginas como las antes mencionadas; es un sitio sin ánimo de lucro ni denominaciones étnicas. Su único propósito es esparcir la buena voluntad en los intercambios culturales. Tiene 50 años de antigüedad y es reconocido por Naciones Unidas, además de conectar a gente de todo el mundo, también sirve como sitio de encuentro de voluntarios y oportunidades de trabajo, siempre en proyectos de paz y buen entendimiento.

Los anfitriones ofrecen sus hogares y comidas a viajeros que desean colaborar en sus proyectos; los viajeros pasan un exhaustivo proceso de selección que incluye entrevistas personales, es una forma de asegurar que son candidatos valiosos. Una vez que son aceptados, se les entrega el listado de anfitriones que radican en el país al que desean viajar.


8.
Hospitality Club: http://esp.hospitalityclub.org/indexesp.htm


El Club de la Hospitalidad es una comunidad completamente en línea, muy parecida a Servas. Es gratuita y tiene un sistema de verificación muy sofisticado, en donde periódicamente se revisan los pasaportes de los miembros. En esta página hay pocas oportunidades de estadía por largos períodos de tiempo, aunque no deja de ser un sitio de referencia para encontrar contactos a nivel internacional.


Cuando se trate de aceptar u ofrecer hospitalidad a extraños, siempre hay que tener precauciones, aunque, como dicen quienes son parte de 'Servas': "Todos somos amigos. Simplemente, no nos hemos conocido aún". Sin duda alguna, estas maravillosas comunidades de personas de buena voluntad te darán una nueva perspectiva acerca del mundo, y quizás te abran las puertas de muchos hogares amigos.


Top de países más baratos en Suramérica

A continuación, una lista de los lugares más baratos para viajar. (Aunque hay diferentes criterios para la clasificación y depende del tipo de viaje que se esté haciendo):

Ecuador
Perú
Bolivia
Argentina
Venezuela
Colombia
Paraguay
Uruguay
Brasil
Chile


Mapa mundial de enchufes



Frases para viajeros

"El mundo es un libro, y quienes no viajan, leen sólo una página". San Agustín de Hipona

"Los nacionalismos se curan viajando". Miguel de Unamuno

"Es mejor equivocarse y aprender que quedarse con la duda". (Autor desconocido)

"Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia". Enrique Jardiel Poncela

"El que no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios". Carlo Goldon

‎"He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él". Mark Twain

"Hay personas tan pobres que lo único que tienen es dinero". (Autor desconocido)

"A quien me pregunta la razón de mis viajes, le contesto que sé bien de qué huyo, pero ignoro lo que busco". Michel Eyquem de Montaigne

"Nada sobre esta tierra puede detener al hombre que posee la correcta actitud mental para lograr su meta. Nada sobre esta tierra puede ayudar al hombre con la incorrecta actitud mental". Thomas Jefferson

‎"Un compañero alegre sirve en un viaje casi de vehículo". Disraeli

‎"Quienes opinan que el dinero todo lo puede, sin duda están dispuestos a todo por dinero". Edme Pierre Beauchene

‎"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. Quien viaja demasiado aprisa, se pierde la esencia del viaje". Louis L'Amour

‎"Las grandes almas siempre se han encontrado con una oposición violenta de las mentes mediocres". Albert Einstein

"Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo". Mahatma Gandhi

"Por dinero no se preocupe, porque no hay". (Frase popular)

"Viajar es una buena forma de aprender y de superar miedos". Luis Rojas Marcos

"Saca todas las monedas que tengas en tu bolsillo e inviértelas en tu cerebro. Él se encargará de llenarte de oro el bolsillo". Benjamin Franklin

"Sólo despues de que el último árbol sea cortado.
Sólo despues de que el último río sea envenenado.
Sólo despues de que el último pez sea apresado.
Sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer."
(Profecía india)

‎"Cuando persigues tus sueños más felices, se abren puertas allá donde no hay puertas". Joseph Campbell

"Cuando se viaja en avión solamente existen dos clases de emociones: el aburrimiento y el terror". Orson Welles

"El dinero es como el estiércol: no es bueno a no ser que se esparza". Francis Bacon

‎"Saber cuándo uno dispone de lo suficiente es ser rico". Lao Tsé

‎"Conquistar sin riesgo, es triunfar sin gloria". Pierre Corneille

‎"El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración... El objetivo de un viaje es solo el inicio de otro viaje". José Saramago

‎"La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene". Josh Billings

‎"Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia". Sir Francis Bacon

‎"Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje a seguir adelante y descubrir el mundo que os rodea con sus rarezas y sus maravillas. Descubrirlo será amarlo". Kahlil Gibran

‎"Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos". (Autor anónimo)

"La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos". Richard Pawson


Cómo llevar todo lo que quieras como equipaje de mano en el aeropuerto




Packing like a pro

Un buen método para organizar el equipaje es llenar todos los espacios vacís y plegar la ropa de tal manera que ocupe el menor espacio, como podemos ver en este video.




Sobre las Aerolíneas de bajo costo




Un francés que lleva 2 años viajando gratis





Cortometraje 'El Viaje', dirigido por Toni Bestard (2002)




 

Y si todavía creés que es imposible, miralo a él...




Yapa!

Esta película te va a dar ganas de viajar. Si no la viste, qué estás esperando?!

Ver 'Into the Wild' ('Hacia Rutas Salvajes') online subtitulada


Y acordate que...



¡BUEN VIAJE!



Pilynqn

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayúdanos a mantener Mochilero.info

realizando una donación a través de Paypal