Escrito por Gonzálo Amin Chemez [gonzalo@mochilero.info]

 

DESDE ARGENTINA A BOLIVIA Y PERÚ

 

 

Buenos días queridos lectores, estoy aquí escribiéndoles porque quiero contarles acerca de una experiencia de casi mes y medio que viví en estas vacaciones! Lo más importante es que irán aprendiendo de mis errores, los cuales nunca faltaron, espero que de la forma que ustedes quieran viajen con migo leyendo este relato.
 



Mi viaje comenzó por Tucumán, la provincia en donde vivo, el pasaje hasta la Quiaca (Jujuy, límite con Bolivia) a la fecha del 8 de febrero me salió $180 (argentinos), lamentablemente mi colectivo llego a la terminal 2 horas tarde, teniendo que salir a las 23, terminamos saliendo a las 1am del 9 de feb. Lo bueno de todo esto es que en este tiempo en el cual no llegaba el colectivo me hice amigo de una simpática Mexicana que venia viajando ligera de equipaje ya que le habían robado su mochila ahí mismo, en Tucumán (que vergüenza).

Una vez en la entrada de la Quiaca, los municipales, cortando la ruta, nos demoraron la entrada 3 horas mas... Empezamos mal el viaje...
 

 


Cuando por fin llegamos a la Quiaca cruzamos a Bolivia por Villazon, allí proliferan las ferias y la tecnología barata, pero hay que tener cuidado con lo que se compra, por ejemplo yo me compre un pendrive de 128GB a 100 pesos mas o menos, en el cual no me entra ni una canción. Si... soy un pelotudaso.

 

 

 

 


Lo que mas nos llamaba la atención era el constante olor a fritura, a comidas y la gente comiendo platos de guisos a las 9am... vendían unos jugos en bolsa, que te los tomabas con sorbete. Pero el nulo pintoresco del lugar y la constante sensación de inseguridad hicieron que salgamos huyendo de Villazón. Nos tomamos el primer colectivo a Potosí, GRAN ERROR!, pudiendo habernos tomado el tren decidimos usar el colectivo que por B$25 (pesos bolivianos), siendo que B$1.62 es igual a A$1 (argentinos).

El colectivo tenia un recorrido espantoso y eso que no vimos mucho porque era de noche, pero iba ladeando una montaña, por una ruta destruida, a grandes velocidades (porque los bolivianos están medio locos, manejan a todo lo que da) y pasando por curvas en donde el frente del colectivo quedaba arriba del precipicio y las ruedas apenas pasaban por la ruta, y en un momento pasa por un túnel, de un carril, en donde apenitas pasaba el bondi y por centímetros no chocaba cada parte del colectivo tanto sea con el techo del túnel como con las paredes, gracias a Dios todo misericordioso no apareció nadie de frente porque tendríamos que haber hecho ese increíble recorrido en marcha atrás para que el otro pase. Pero si, forma parte del viaje la aventura! y es la mejor parte.

Arribamos a Potosí a las 4am del 10 de Febrero después de 9 horas de viaje, y conseguimos, a las apuradas, un alojamiento por B$20 en un lugar horrible el cual no recuerdo el nombre.
 

 


Al día siguiente, junto a Paty (mi amiga mexicana), nos fuimos a encontrar a una señora, de raíces aborígenes, la cual vivía en Potosí; Paty la ayudaba con un proyecto que tenia esta señora, haciendo los contactos con EEUU para conseguir maquinas, de levantar una hilandería allí en Potosí.

Un amor de familia, quienes nos recibieron en su casa, hicieron que 2 de sus hijos duerman en la misma cama para que de esta forma nosotros tengamos adonde dormir. La calidez de la gente era una cosa increíble, a la hora de la comida utilizaban buzos (chompas le llaman ellos), o cualquier tipo de abrigo para que nosotros nos sentemos cómodos en sus provisorias y pobres sillas. Además de que eran muchos y por nuestra culpa algunos comían parados y otros compartían sillas, pero nosotros los invitados éramos los mas cómodos en todo momento; del baño olvidate, no vale la pena hablar, es un agujero en el piso en una provisoria estructura de ladrillos sin pared, y de bañarte también olvidate, búscate algún baño publico en la ciudad.
 
Sus costumbre también me impresionaron, por ejemplo cuando cada persona termina de comer y quiere levantarse de la mesa no solo pide permiso, también agradece a cada uno en la mesa por su compañía, a lo cual cada uno le contesta "provecho". Y la comida, a mi personalmente, me pareció asquerosa y demasiada!, 2 platos increíblemente colmados de comida fea y encima comían sin beber gota de líquido. Pero es a lo que acostumbran, capaz que ellos vomitarían un asado que se yo...

INCREÍBLE EXPERIENCIA, ESTA FAMILIA ME ENSEÑO A VALORAR MUCHÍSIMO TODO LO QUE TENGO Y DESPRECIO. LA EXPERIENCIA LO VALE. COMÍA CADA COMIDA QUE NO ME GUSTABA CON TOTAL Y ABSOLUTO GUSTO Y NO ERA POR LA COMIDA EN SI, SINO POR LA MAGIA QUE TENIA EL LUGAR, LA CALIDEZ Y EL AMOR QUE SE RESPIRABA, EN SITUACIONES ASÍ UNO OLVIDA LOS MATERIALISMOS.

Aqui una fota con uno de los chicos, con Peter:

 



y con sus 2 hermanitos:



Y del negocio familiar: un local donde vendían artesanías y trabajos en plata:
 

 


Uno de los días en que estuvimos en Potosí visitamos las minas, el tour nos costo B$50 si mal no recuerdo, nuestros guías eran ex-mineros. La empresa se llama Ther Real Deal, y esta ubicada en la calle Bustillos #1092 esq. Ayacucho.
 

 

 

 

 

 

 

Y luego conocimos el famoso Tio, un demonio al que le hacen ofrendas para que encuentren minerales y estos minerales sean los mas puros posible, se les da un par de gotas de alcohol etílico (del que constantemente toman los mineros) o cigarrillos, que generalmente son armados.
 



Unas ultimas fotos de Potosí:
 



El 14 de Feb, por módica suma de 50 bolivianos nos fuimos a la Paz, a conocer la tan famosa y peligrosa ciudad.
Arribamos por la mañana del 15 de Febrero y nos dirigimos a un hotel que nos recomendaron, no muy bueno pero tampoco malo, el hotel Tumusla, B$35 la noche.


En La Paz no hicimos mucho, mas que nada trabajamos, vendimos tours de una empresa de turismo, por el %10 del costo, en 3 días nos hicimos de US$ 100 cada uno (una pequeña fortuna en Bolivia, bah acá en Arg tamb es suma importante!). Pero la primera tarde nos fuimos a las ruinas de Tiwanaku, el colectivo hasta allá te salía B$15 y la entrada a las ruinas y el museo salía B$80 (todos los tours en la paz eran "caros", eso nos limito muchísimo)
 

 

Hicimos nuevas amigas, una mendocina y una boliviana que vivía en BsAs:

 

 

 

 

 

Desde Tiwanaku un taxista local, junto a unos españoles nos ofreció llevarnos a conocer el lago Titikaka, no en profundidad, pero nos podía llevar hasta alla para que veamos desde desaguadero casi, no fue mucho lo que vimos pero nos cobraba B$15 y después de llevarnos al lago nos trajo de vuelta a La Paz:
 

 


 

Y un día, mientras recorríamos la ciudad vendiendo tours, decidimos seguir viaje hacia Copacabana.

 


Cuando estábamos por ir a averiguar los precios y de donde salían las minivan que te llevaban, Paty se dio cuenta que le faltaba algo, le habían robado la billetera, y junto a ella su documento, pasaporte, tarjetas de crédito y todo aquel papel que la pueda sacar de Bolivia, y bueno, obviamente también toda su plata, no hace falta aclarar. Fue un momento horrible, decidimos que la iba llevar en taxi hasta la embajada mejicana en Bolivia, ellos le dijeron que le iban a facilitar la comunicación con su familia en México y mientras realizan los tramites para mandarle la plata desde allá, la misma gente de la embajada la iba a mantener en un albergue, supuesta mente luego ella iba a ir a Copacabana a encontrarse con migo pero lamentablemente no se dio en esta aventura.


Entonces la deje y continué el viaje solo, me tome una de estas vans que por B$15 me llevo hasta Copacabana, en el viaje conoci a un grupo de 2 chichos y una chica, chilenos, muy piolas y asi fue que cuando llegamos a Copacabana buscamos alojamiento juntos, y nos fuimos a un lugar llamado "Olas del Titikaka" en el cual nos quedamos por $35 la noche (negociando, porque en realidad salía 45).


Recuerden en Bolivia siempre, pero siempre, negociar todo, absolutamente todo, hasta lo mas barato, porque no existe los precios fijos y con todo conseguis rebajas o yapas con tan solo pedirlas!

Camino al Calvario

 


Camino al Asiento del Inca

 

 



Las noches en Copacabana son interminables, y yo "carreteaba" con mis amigos chilenos con todas las ondas, es un paraiso de perdición, no dan ganas de irse, pero al 3er día decidimos ir a conocer la atracción principical de Copacabana, la famosisima Isla del Sol.


Los precios de los barcos que iban a la Isla del sol eran los siguientes:
A zona Sur desde Copacabana: B$15
A zona Norte desde Copacabana: B$10
A Copacabana desde zona Norte: $25 (te choreaban porque sabían que ya no había otra forma de salir)


A todo esto, algo que me olvidaba es que a esta altura se sumo una chica inglesa amiga de los amigos chilenos y también uno de los chicos chilenos se volvió a Chile.
 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que me olvide de mencionar es que durante mi estadía en Copacabana y en la Isla del Sol, estuve solventando gastos vendiendo trufas, que son unos bomboncitos facilísimos de hacer con dulce de leche, chocolinas y coco rallado, y también servían de bajón
De regreso a Copacabana me di cuenta que no tenía ni un boliviano, lo que tenía de plata estaba en mi cuenta bancaria y para sacarla tenia que acudir a algun cajero automatico, pero... no había


Y encima el pasaje a Cusco (próxima parada) costaba B$80, gracias a mi amiga Helen de Inglaterra por apiadarse de mi y de onda pagarme el pasaje
Pero previamente en el ir y venir de conseguir precios para pasaje conocí 2 chicas argentinas, a las cuales no les di mucha importancia porque pensaba q no iba a viajar con ella, pero una vez q tuve el pasaje me las encontré en el colectivo, estaban con 3 chicos y una chica mas, de estas 6 personas 3 venían juntos y 3 venían por lados separados y se encontraron todo y ahora sin saberlo me estaba sumando yo...

 

 


Eso fue un poquito de Cusco, en donde, aunque pase 11 días allí, saque pocas fotos, pero por si no vieron bien la ultima foto es en camino a Machu Pichu, en el mismo Cusco hicimos muchos amigos más, se sumaron otros 3 argentinos, 5 chilenos, una francesa, un checa y una alemana, pero lo que les puede interesar a ustedes es que estuve en Macchu Pichu, dejame que te lo muestre. Primero veamos como fue el viaje en auto:

 


El auto te lleva hasta un lugar que es la central hidroeléctrica, este auto te cobra desde cusco hasta allí 45 soles cada uno. Consideremos a esta altura: A$1.50 es igual a 1 Sol.


El objetivo era llegar hasta "Aguas Calientes", el pueblo que esta al lado de Machu Pichu, el único lugar en donde te podes alojar, y allí esta todo carísimo!, pero alto, todavía no llegamos, desde la hidroeléctrica donde nos dejo el auto hay que caminar una hora hasta el pueblo, aunque con la neblina, frío y llovizna creo que ese recorrido lo hicimos en 3 horas, muy cansador...
Te muestro un poco de la caminata:

 

 



y por fin llegamos...

Llegamos y conseguimos un hostelsucho de mala muerte por 10 soles... al menos tenia agua caliente, que si te vas a este viaje es lo que mas te va a hacer sufrir... pero bueno sepan que podes dormir en cama, con poca plata en este pueblo que normalmente los precios son en dólares prácticamente, siempre hay alguna rebuscada para el que viaja pobre.


y a la mañana siguiente partimos, a las 4am, a una carrera para llegar entre los primeros 400 a machu pichu, porque si llegas en esos lugares te permiten subir a Wayna Pichu, que es esa montaña gigantesca que tiene Machu Pichu atrás. Y mejor si llegas entre los primeros 200 porque te dejan entrar en el mejor horario ya que entran en un horario 200 y en otro los otros 200.

 

 

 


Vista desde al Wayna Pichu

 

 

 

 

 

 

 


Fue mágico, sueño cada día en volver

Fue así que continuamos compartiendo un para de noches mas en Cusco y luego, poco a poco el grupo se iba separando, pero siempre había compañeros eterno, que viajaban con vos a donde vallas.


La próxima parada fue Puno, volviendo a bajar, ya camino a casa nos fuimos a conocer las islas de los Uros, es una civilización que viven en islas flotantes que ellos mismos fabrican con juncos y ramas, también sobre el lago Titikaka pero del lado peruano.

 

 

 

 

 


Solo fue pasar el día en Puno, pero continuábamos con el regreso y nos tomamos el primer colectivo a Copacabana, una vez allí, nuevamente en Bolivia, pasamos la noche en un hostal y cuando fuimos a la terminal nos dijeron que no había colectivos a la Paz, nuestro destino, ya que estaban cortando la ruta, la única forma era volver a Perú para bajar a Bolivia por el otro lado del lago Titikaka, por un pueblo llamado Desaguadero, se nos hizo eterno el viaje, a esta altura ya estabamos yo y un amigo de Bahia Blanca, para llegar a desaguadero tomamos como 4 medios de transporte diferentes y una vez en desaguadero por B$10 nos llevaron a La Paz, y apenas pisamos La Paz, 5 horas despues creo, tomamos el primer colectivo a Cochabamba.

 

 

 


En Cochabamba solo nos quedamos una noche, la peor de mi vida, estando gozando de una plenitud de salud absoluta empece a tener cólicos renales a tal punto de que me internaron en urgencias, vomite del dolor repetidas veces esa noche, y de tal forma, perdí 4kilos. Del hospital publico me dieron el alta ya que nos quedamos sin plata tanto yo como mi amigo de Bahia, pasa que en Bolivia la salud publica es otra cosa absolutamente distinta a lo que es aqui en Argentina, en Bolivia si te enfermas y no tenes plata, chau.


Después de salir sufriendo del hospital, medio clueco, con diagnósticos que me prohibían ingesta de alcohol, sal y aceite (osea, tenia diagnosticado cualquier cosa que no sea boliviana!)


Tomamos la determinación de irnos al carnaval de Oruro, y atención que voy a plasmar 3 intensas noches de alcohol en estas fotos, pero lo que menos van a ver son fotos de la noche porque ni loco salia en ese estado con la cámara!
 

 

 

 

 

 



A...y no se olviden que solventaba gastos con las trufas, como siempre!
Al finalizar el carnaval, terminar la locura en las calles, ya me dispuse, junto a otros 2 amigos chilenos quienes había conocido en Cusco y nos habíamos reencontrado en Oruro a visitar ahora Uyuni, ir a conocer el TAN famoso salar! no recuerdo si el pasaje de bus sali o 60 u 80 bolivianos.
En Uyuni conseguimos alojamiento por 25 bolivianos la noche, tampoco recuerdo el nombre de este lugar pero se que es en la avenida principal y no te cobraban por bañarte (como hacen otros hoteles de allí)
Indescriptible la belleza del lugar, véanla ustedes mismos!:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Luego de Uyuni me tome un colectivo hasta Villazón, junto a una amiga alemana y tomamos un taxi hasta la panamericana (creo que es esa) luego de pasar a la Quiaca, allí hicimos dedo hasta Salta! y una vez en salta me la encontré a mi madrina, quien de buenita me pago el pasaje de Salta a Tucumán, $95 argentinos... y así luego de mes y medio fuera de casa, volví al barrio y ahora les cuento la historia a ustedes y al mundo...

Me gustaría que sepan apreciar que estuve muchas horas para hacer este relato, me desvele y todo por contarles de esta aventura y mas o menos tenerlos informados en general de los precios de transporte y alojamiento en estos otros países. Me coparía que lean toda esta aventura y comenten si les gustó, eso ya sería gratificante para mi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayúdanos a mantener Mochilero.info

realizando una donación a través de Paypal